AXIOMA

“Es una verdad axiomática que el constante estudio en perfecta unión con una poderosa inteligencia, es la antorcha que ilumina los difíciles y tortuosos senderos que hay que recorrer para llegar a ocupar los primeros puestos de la sociedad”

http://highhistoryofmedicine.blogspot.com/

TRABAJOS DE HISTORIA DE LA MEDICINA

Buscar este blog

lunes, 28 de diciembre de 2015

EL SÍNDROME DE MARIN-AMAT O FENÓMENO DE MARCUS-GUNN INVERTIDO, EN EL CONTEXTO BIOGRÁFICO DE SU DESCRIPTOR: MANUEL MARÍN AMAT (ROQUETAS DE MAR-ALMERÍA 1879-MADRID, 1972)

EL SÍNDROME DE MARIN-AMAT  O  FENÓMENO  DE  MARCUS-GUNN INVERTIDO,  EN EL CONTEXTO BIOGRÁFICO DE SU DESCRIPTOR:
MANUEL MARÍN AMAT (ROQUETAS DE MAR-ALMERÍA  1879-MADRID, 1972) 
(Sumario de un artículo que espero se publique pronto)
Recordemos que aunque descubierto por un oculista el  de Marin-Amat y Marcus-Gunn invertido es un síndrome  neurológico Su descubridor el  año 1919 fue el eminente oculista almeriense MANUEL MARÍN AMAT (Roquetas de Mar 1879-Madrid, 1972) En  el año de su descripción (1919 ) La trayectoria vital de Don Manuel Marín Amat era la de un médico joven 39 años que ya ha alcanzado un alto prestigio profesional a nivel nacional aunque residía en Almería la publicación de que todos dan referencia e la de "Annales" M. Marin Amat: Sur le síndrome ou fenómeno de Marcus Gunn. Annales d'oculistique, París, 1919, 156: 513-528. fue descrita  en Almería En una enferma de Albanchez
 El fenómeno de Marcus Gunn  radica en una ptosis congénita, la mayoría de los casos en solo un lado del rostro, con una elevación exagerada del párpado ptósico al mover la mandíbula. Aunque el fenómeno se mantiene en la edad adulta, es mas claro en la niñez. Los movimientos espasmódicos del párpado son muy aparentes durante la succión del pezón y son ya observables poco después del nacimiento. Este síndrome constituye aproximadamente el 6% de todos los casos de ptosis congénita y ha sido observado en varios miembros de una misma familia. Es una condición dominancia autosómica con incompleta penetrancia genética.(Continuará)

No hay comentarios:

Publicar un comentario