AXIOMA

“Es una verdad axiomática que el constante estudio en perfecta unión con una poderosa inteligencia, es la antorcha que ilumina los difíciles y tortuosos senderos que hay que recorrer para llegar a ocupar los primeros puestos de la sociedad”

http://highhistoryofmedicine.blogspot.com/

TRABAJOS DE HISTORIA DE LA MEDICINA

Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 9 de marzo de 2016

Construir un repertorio bio-bibliográfico alfabético de médicos y cirujanos del ámbito de la Real Academia de Medicina de Andalucía Oriental (Granada, Jaén, Málaga, Almería, Ceuta y Melilla)

Repertorio


OBJETIVO

           Construir un repertorio bio-bibliográfico alfabético de médicos y cirujanos del ámbito de la Real Academia de Medicina de Andalucía Oriental (Granada, Jaén, Málaga, Almería, Ceuta y Melilla)

-Habrán nacido, o al menos, ejercida su actividad, en alguna de ellas.
-Deberán haber dejado, al menos, un testimonio escrito.

            Biografía: no más de un folio.
Obras, ilimitado.
Obras publicadas e inéditas.
También es importante realizar un comentario de los distintos escritos, si fuese factible.
Incluir las referencias de los trabajos que hayan sido realizados sobre ellos.
                       
            Habrá un índice de materias y otro toponímico. Cada personaje llevará las iniciales del que lo haya realizado.


PERIODO DE TIEMPO QUE COMPRENDE EL REPERTORIO:

            Siglos XVI a XIX (también: nacidos antes del XVI y que escriban en ese siglo, y nacidos en el XIX y que publiquen en el XX)

SISTEMATICA:

            1-Enviar las propuestas de trabajo sobre aquellos autores que cada uno desea trabajar al coordinador (F. Girón) antes de finalizar el mes de diciembre del 2013.
Se procurará circunscribirse a la provincia adjudicada a cada uno, aunque pueden haber excepciones.
           
            2-El coordinador confeccionará una lista única, adjudicando a cada uno de nosotros los distintos autores, y que remitirá a todos.
Cada cual facilitará lo que pueda tener sobre aquellos autores que no nos hayan sido adjudicados.

            3-Las biografías y el estudio de las obras deberán estar finalizados para mayo de 2015

            4-A lo largo del 2015 se publicará el Repertorio.

           


Se ruegan sugerencias   

lunes, 18 de enero de 2016

TREINTA MÉDICOS ALMERIENSES DE TODOS LOS TIEMPOS

TREINTA MÉDICOS ALMERIENSES DE TODOS LOS TIEMPOS

José Antonio García Ramos
En Médicos almerienses. Colegio de médicos de Almería.110 años de ciencia y compromiso. Almería, 2011.pp.88-130.

 Coincidiendo con el 110 aniversario del Colegio de Médicos de Almería el  presente exposición pretende acercar a una idea del ejercicio médico en   Almería desde la prehistoria hasta la actualidad  pasando por los momentos de esplendor de la época hispano- musulmana ,  le época moderna y de la Ilustraciónla España de los siglos XVI al XXI, a través de las vidas o esbozos biográficos  aisladas de treinta   profesionales sanitarios  almerienses de todos los tiempos.
Estas aportaciones  dan pie a pensar sobre la realidad del ejercicio médico en Almería y provincia   bajo el recuerdo del magisterio del que ya lejano y muerto, fue mi profesor de Historia de la Medicina Don Luis García Ballester quien dijo aquello de “la medicina y la práctica médica forman parte de la estructura social”
Pretendo también hacer  pensar sobre cuestiones de índole sociológica o sociomedica  del papel de los médicos en la sociedad, de la sociedad respecto a los médicos y otros profesionales sanitarios y el recuerdo de muchos de ellos que influyen el contexto social y total de todo aquel que de un modo u otro se relacionaron.
Expongo estos bocetos biográficos por orden cronológico para así intentar a al mismo tiempo  hacer una aproximación  al conocimiento de  la historia de la medicina almeriense de todos los tiempos ya   que  como   Sostiene Domínguez Ortiz que “El seguimiento de carreras individuales parece el método  más  prometedor para explicar lo que muchas veces parece no tener explicación racional”. Se refiere a ciertos hechos históricos. Basado en esta afirmación, considero importante la exposición de las trayectorias vitales de algunos profesionales  de la sanidad  almeriense  pues tras la trivialidad aparente de sus vidas, subyace necesariamente la verdadera interpretación de la historia de la medicina.


I.-MEDICINA PREHISTÓRICA RECIENTE 

Se podría  realizar desde una perspectiva  distinta a lo meramente paleopatológico,   una revisión conceptual o aproximación “teorética” al conocimiento  o a la definición de la medicina  neolítica y argárica dentro  un espacio cultural  e histórico de los más importantes  del Mediterráneo Occidental  que tuvo su desarrollo en el Sureste de la Península Ibérica a lo largo la prehistoria reciente

EL PRIMER MÉDICO ALMERIENSE:
EL BRUJO DE LA CUEVA DE LOS LETREROS

 Muchas de las imágenes que se conservan al abrigo la  enorme piedra donde se excava la Cueva de los Letreros en Vélez Blanco están  un poco difuminadas. El color de las pinturas es  rojo oscuro y para poder, por ejemplo, visualizar perfectamente al brujo o chamán hay que forzar un poco la vista. Es curioso que la fama de todas aquellas huellas neolíticas la tenga el Indalo, cuando realmente la figura más interesante es la del brujo. De ella se desprende las creencias religiosas de aquellos hombres. En la misma imagen podemos contemplar a un hombre que sujeta dos hoces, que tiene cuernos y que sostiene un corazón.Adivino y curandero, el chamán, como poseedor de conocimientos superiores a los del resto del grupo, desempeña un papel destacado como sanador  en la mayoría de las comunidades primitivas. 
Los poderes de los que está revestido el chamán (literalmente, "el que conoce") son consecuencia de una serie de experiencias iniciáticas, gracias a las cuales logra comunicarse con las fuerzas sobrenaturales. Esta figura actúa como intermediario entre los hombres y los dioses, pero, como también tiene capacidad para establecer contacto con los malos espíritus, Posee además las aptitudes necesarias para sanar a sus congéneres en caso de que sufran enfermedades. Antes de obtener este poder curativo, el iniciado debe superar una serie de pruebas. La imagen es similar al macho cabrío o el diablo. En realidad, el dibujo sí demuestra que aquellos hombres almerienses primitivos  tenían creencias en el más allá. Sobre todo porque el posible corazón que sujeta en su mano izquierda con una hoz apunta a que se hacían rituales. Parece pues que es éste el personaje principal del enorme cuadro de la Cueva de Los Letreros que está escondido en Almería sobre un lienzo de roca.

La figura del Brujo es bastante más grande que los demás y está ornamentado. Los dos cuernos que le salen de la cabeza, que han contribuido en

parte a incrementar su leyenda de que se trata del Diablo, serían en realidad, atributos ornamentales.

II. EPOCA HISPANO MUSULMANA
De todos es sabido como alcanza Almería durante esta época su máximo esplendor cultural de Al-Andalus  y por ende da numerosas figuras médicas que así dan testimonio de ello.
Destacan entre elas:
ABENTOFAIL DE PURCHENA (CABE OLULA)
Abu Bequer ben Abd-el-Melek ben Thofailmás conocido por Aben Thofail. Biografía. Médico, filósofo, matemático y poeta, natural de PURCHENA O CERCA DE TÍJOLA EN EL VALLE DEL ALMANZORA  contemporáneo de Averroes, 520 (1126 de J. C.) y discípulo de Avempace. Por todas partes se extendió la fama de sus conocimientos, disfrutando de la admiración y aprecio de la corte de los almohades. Fue cátib (secretario) del gobernador de Granada y posteriormente wazir y médico del príncipe almohade Abu Yacub Yusuf, quien le distinguió con su amistad, que aprovechó para atraer a la corte a los sabios más eminentes, entre ellos al famoso Averroes. Escribió entre otras muchas obras: Expugnación de Cafza en Africa y Risala o epístola de Hziy Aben Yokdhan, notabilísima esta última por su forma, a quien debe su celebridad. Es una especie de novela filosófica que recuerda algo al Criticón de Baltasar Gracián. De esta obra se hicieron las siguientes traducciones conocidas: dos al egipcio; dos alemanas, de Pritins y Eïchhorn; tres inglesas, de Simón Ockley, de Ashwell y de Jorge Keith; una hebrea, de Moisés de Narbona; una holandesa; una francesa de León Gauthier; una española, de don Francisco Pons y Boigues, y una al latín por Pococke (1671), quien cambió su título por Philosophus autodidactus, cambio perfectamente lógico, por cuanto el Hai de esta obra, a diferencia del Andrenio del Criticón, no tiene maestros, sino que se educa a sí propio. Las teorías sustentadas por él entran de lleno en el panteísmo místico de Jámblico y de Proclo. Thofail, para que tales teorías no fueran consideradas heterodoxas entre los muslimes, se valió de un ingenioso procedimiento. Hai, el hombre de la naturaleza y del pensamiento, encuentra a los cincuenta años de aislamiento y meditación a un asceta musulmán que por el camino de la religión había deducido las mismas consecuencias que él. Algunos opinan que Ramón Llull se inspiró en la obra de Thofail al escribir algunas de sus ficciones alegóricas. Existen manuscritos de esta novela en la Biblioteca del Museo Británico, en la Biblioteca Bodleiana de Oxford y en una biblioteca particular de Argel.


ABENJATIMA DE ALMERÍA

Abu Yafar Ahmad bin Ali bin Muhammad bin Jatima al-Ansari, también llamado Ahmad ibn Jatima o simplemente Ibn Jatima, Abén Jatima o Abenjátima fue un médico, poeta y filósofo andalusí, nacido en Almería en 1324 y fallecido en la misma ciudad el 17 de marzo de 1369.

Vivió LA EPIDEMIA de la peste bubónica en su ciudad, que fue el puerto de entrada de la enfermedad en la Al-Ándalus, entre 1347 a 1349. A esta enfermedad dedicó su principal obra, Tahsíl garad al-qásid fi tafsil al-marad al-wafid, o Consecución del fin propuesto en la aclaración de la enfermedad de la peste, aparecida en febrero de 1349.. En él se describen otras epidemias ocurridas en el mundo conocido, se dan consejos a los habitantes de Almería y del resto del reino de Granada para que se protejan de la enfermedad y se aventura la teoría de que las enfermedades se transmitan a través de "organismos minúsculos" que pasan de un cuerpo a otro, sin advertir que eran las pulgas de las ratas quien la trasmitían Se adelanta Ibn Jatima así a los médicos de la Europa cristiana, junto a su contemporáneo y amigo Ibn al-Jatib, en la hipótesis de la infección microbiana y en la importancia del aislamiento en las epidemias .La gran epidemia del siglo XIV, la «muerte negra», provocada por la peste bubónica, que se cobró las vidas de cien millones de personas entre 1347 y 1348 (la mayor catástrofe que registra la historia de la humanidad), dio la oportunidad a los médicos musulmanes españoles para emanciparse del prejuicio de ciertos teólogos de escasos conocimientos que consideraban la peste como un castigo divino y para determinar que se trataba de una plaga originada por el contagio.

El médico andalusí Abu Ÿafar Muhammad Ibn Alí Ibn Játima (1323-1369?) —que fue amigo y corresponsal de Ibn al-Jatib—, su  libro sobre la epidemia de peste bubónica que asoló a la provincia de Almería entre los años 1348-1349 es un  tratado es infinitamente superior a las numerosas obras sobre epidemias publicadas en Europa entre los siglos XIV y XVI. Dice Ibn Játima: «El resultado de mi larga experiencia es que si una persona se pone en contacto con un paciente inmediatamente se ve atacada por la epidemia y experimenta los mismos síntomas. Si el primer paciente expectora sangre, el segundo le sucede igual... Si al primero se le presentan bubas, el segundo aparece con ellas en los mismos sitios. Si el primero tiene una úlcera, al segundo se le presenta también; y este segundo paciente a su vez transmite la enfermedad». Dice Blanco que Ibn Játima «recomendaba asimismo no tocar ni la ropa ni los objetos cotidianos del paciente, ya que podrían estar apestados, recomendación que se veía fuertemente acrediatad por su experiencia en el zoco almeriense, y en especial el barrio de compraventa de ropa usada, donde la mortalidad fue muy superior a la que soportaron otros lugares de la ciudad. Con esta observación, el médico musulmán se adelantaba en muchos años a las modernas teorías sobre el contagio de las enfermedades infecciosas» (Angel Blanco: La peste negra. O. cit., págs. 30-31).
Para apreciar la capacidad de estos facultativos musulmanes hay que tener presente que la doctrina de las enfermedades contagiosas no está tratada por los médicos griegos y romanos y pasó casi desapercibida para la mayoría de los escritores de medicina medievales.
Fenómenos climatológicos sumados a las alienantes condiciones de vida de la Europa medieval conspiraron para que la tragedia se convirtiera en una catástrofe colosal. Por ejemplo, desde principios del siglo XIV Europa sufrió una ola invernal —conocida como Un
Como poeta es autor entre otras muchas obras de un diwan de poesías caracterizadas por el artificio poético y la celebración de la vida, compuesto entre 1337 y 1338.

 
III. LA ALMERÍA MODERNA: SIGLOS XVI AL XVIII


El ejercicio médico gira en torno al Hospital de Sta Maria Magdalena de Almería.
Al Hospital de Vera al de Vélez Rubio y posteriormente al de Tíjola, siendo para los siglos XVI y XVII raro encontrar profesionales  titulados oficialmente fuera de ese entorno.
.
Los médicos son pocos en número y casi siempre están vinculados en la capital y al cabildo eclesiastico que los trae para atender sobre todo a los mismos eclesiasticos y al hospital que regenta la iglesia hasta el siglo XVIII en que cada población se ve abiocada a tener contratado al menos yn médico o un cirujano y como mínimo un barbero


DOCTOR R MOLINA

Médico de Almería.
En 1564 se acuerda pagar al boticario Angustiano el costo de las medicinas del año anterior, que revisado por los doctores Molina y Villalobos, sumó 6.000 maravedies. (Como dicha tasación se solía hacer a la baja, los boticarios se adelantaban elevando previamente su importe).
En 1569 deja en libertad a un esclavo suyo llamado Luis y compra una esclava llamada Ursula.
En 1577, se recuerda al mayordomo y al médico,”que en las cédulas que se libren para que se reciban los pobres en el hospital las firme con su señoría uno de los visitadores del dicho hospital, nombrado por los dichos señores”

En 1578, y puesto que en el Hospital no se admitían enfermos crónicos o contagiosos, se ordena al mayordomo que se eche a un pobre tiene ciática y que sus gastos los pague el médico que dio licencia para ello, pues la dio contra los estatutos.
En 13  diciembre de 1583, se emite Célula Real de Felipe II, dando licencia a la ciudad de Almería, para que de los propios paguen el salario del médico doctor Molina.
 1583, Diciembre, 13. Madrid. Se emite  una Cédula Real de Felipe 11, dando licencia a la ciudad de Almería, para que de los propios paguen el salario del médico.
El Rey.
Por quanto por parte devos, el concejo, justicia y regimiento déla
cibdad de Almería, nos fue fecha relación que esa dicha cibdad con
licencia nuestra dava de salario encada un año, a un médico, treinta
myll maravedíes, como constava déla licencia de que hizistes presen-
tación, elqual avia más de veinte y dos años que sele dava y después
acay al presente el dicho médico, quese dezia el doctor Molina, seavia
querido yr de esa dicha cibdad aservyr aotras partes, donde le da van el
salario doblado, eseoviera ydo sino le ovierades entretenido dizien-
dole seleacrecentaría el dicho salario acumplimyento de quarenta y
cinco myll maravedíes, pues avia tantos años queel suso dicho servia
y era buen médico; atento aloqual nos suplica vades os concediésemos
licencia para que, de vuestros propios, cuentas, pudiesedes dar al
dicho médico los dichos quarenta y cinco myll maravedíes en cada un
año, o comola nuestra merced fuese, loqual visto por los del nuestro
consejo y ciertaynformación y diligencias quesobre ello promiman-
dado hizo el licenciado Arias Nuñez, alcalde mayor desa dicha cibdad,
y parecer que sobreello dio, fue acordado que de víamos mandar dar
esta nuestra cédula paravos enla dicha rrazón, y nostovymoslo por
bien y porlapresente os damos licencia y facultad paraque délos
dichos vuestros propios y cuentas podáis dar y deis al dicho doctor
Molina, médico, o aotro qualquiera médico suficiente sobre los treinta
myll maravedíes que hasta aquisele han acostumbrado adar otros
quinze myll maravedíes, queportodos sean quarenta y cinco myll
maravedíes desalario encada un año, sinqueporello yncurrais enpena
alguna, el qual dicho acrecentamyento corra desde eidia déla fecha
desta nuestra cédula, porlaqual, osutraslado y carta de pag-o del dicho
médico decomorrecibe los dichos maravedíes, mandamos a la persona
que tomare las quentas délos dichos propios y rentas queos los reciba
y pase enellas, sin otro recaudo alguno. Fecha en Madrid, a treze días
del mes de Deziembre de myll quinientos y ochenta y tres años. Yo el
Rey (rubricado). Por mandado de Su Magostad, Antonio de Crasso
(rubricado).
Licencia ala cibdad de Almería para que de sus propios pueda dar
desalario a un médico demás délos treinta myll maravedíes, que hasta
aque seha acostumbrado adar, otros quinze myll maravedíes más, que
por todos sean quarenta y cinco myll maravedíes en cada unaño.


En 9 de marzo de 1586 llega a Almería el Doctor Muñoz. Como hay otro médico en la ciudad de Almería (el doctor Molina) se acuerda por parte del ayuntamiento repartir el sueldo destinado al médico titular entre ambos. El doctor Molina se niega a tal reparto.



GINESA MARÍN LA CIRUJANA DE MOJÁCAR

Se trata de Un caso curioso sobre el ejercicio médico de la mujer  en la España del siglo XVI. La “zirujana” de Mojácar,Ginesa Marín.
En la mayor parte de la bibliografia existente sobre el ejercicio médico de la mujer en España, se apuntan hacia los últimos lustros del siglo XIX como las fechas en que la mujer consigue obtener el título universitario para ejercer  como médico.
No ocurre así respecto a los oficios de partera, comadrona,  curandera o bruja y otros oficios mas o menos relacionados con la medicina, en que la mujer ha jugado un papel importante tanto en  la Edad Media como en  siglos posteriores.
   Durante los siglos XVI, XVII, y XVIII, no he podido localizar en España a ninguna mujer que ostente el título de médico o cirujano salvo Ginesa Marín, zirujana en Mojácar en 1565. 
¿Se trata  de la primera y la unica mujer que ejerce la cirujia en España durante el siglo XVI. ?.Parece que sí.
Estamos  ante la primera mujer cirujana conocida en España.?.
Parece que no, ya que Torres Fontes[1] señala la existencia en Murcia, en el siglo XIV y principios del XV(1409) de “Una cirujano Judia”, doña Jamila,quien aprendió el oficio al lado de su marido, adquiriendo tal habilidad en el que a la muerte de este, “doña Jamila contaba con los conocimientos y experiencia necesarias para trabajar como cirujano a la muerte de don Yuzaf”
Doña Jasmila no obstante hubo que que pedir “autorizacion concejil” para ejercer.  Permiso que le fue concedido dada su pericia.[2]
Contemporánea de Ginesa Marin, la cirujana de Mojácar se sabe de la existencia de una mujer que sin ser cirujana si ejercia de algún modo la medicina científica.  Era  Maria de Luna que recoge Garcia Ballester como hija del Médico morisco Juan de Luna el cual “era gran médico” y  enseñó “las cosas de medicina a su hija Maria de Luna.” madre y maestra a su vez del tambien médico morisco Román Ramírez quien confiesa apendió de su madre “que le enseñó todo lo que sabe de hierbas y de curar enfermedades”(G.BALLESTER)
Cuenta Juan Grima en sus “Historias de la mala vida en el levante almeriense”1 El Indalico ,Mayo 2000, que en 1565 ocurre en Mojacar que dos soldados pelean , siendo uno de ellos herido grave en una mano de un espadazo.  El soldado agresor se refugia en la iglesia del pueblo.  El herido es trasladado a curarse a casa de Ginesa Marín de profesión “zirujana”, casada con Ortuño de Salcedo2.Esto ocurre el dos de Agosto.  El dia tres de Agosto por la tarde, la justicia va a pedir declaración a Ginesa Marín sobre la trascendencia y estado de las heridas del lesionado Sebastián de Cueto quien se halla ba casa de Bartolomé de Torres
“ en donde se encontraba en cama con la mano izquierda «entrapahada»”( o sea,
>completamente liada con lienzo).
 Ginesa Marín hubo de tener al menos licencia municipal para ejercer la cirujía
Por la tarde se va a pedir declaración a Ginesa Marín, la cirujana, a fin de que informe el estado de las heridas del lesionado que era el siguiente:
«dixo que a curado la primera cura esta noche pasada al dicho Sevastián de Cueto  de una herida en la mano yzquierda la qual dicha herida es mala, que la tiene en la tabla de la mano sobre la coyuntura, e le cortó la carne y los guesos, todo de una parte a otra, e que peor dexa los dedos, el “margarite” e el otro dedo questá junto a él e que hasta la segunda cura no pueden aclarar más».    
(Es curioso, dice Grima üquí aparece una palabra propia de estos pueblos que no apárece en el Dicciona-de la Real Academia de la Lengua y que todavía la dicen usualmente nuestros mayores: el dedo meñique.)
.
El día 8 de agosto Bartolomé Mellado padre de herido, advierte a Lorenzo de Leyva que su hijo puede quedar manco y que se interroguede nuevo a GinesaMarín, la cirujana, para que ofrezca su informe pericial. El día 9 Luis Reverte, aposentador de la citada compañía militar, declara que la justicia todavía no ha podido capturar a Pedro de Alvarado3, seguramente por mantenerse en la iglesia amparado en el derecho de asilo.

El día 10 Ginesa Marín , declara que «como tal zirujana a curado al dicho Sebastián de Cueto de la dicha herida desde que se la hicieron hasta oy, e que de la guchillada que se le dio al dicho Sebastián de Queto en la mano yzquierda sobre el mergarite el dicho Sevastian de Cueto quedará manco de los tres dedos, especialmente de los dos dedos porque está cortado en la mano por la una parte e por la otra e que esta es la verdad, so cargo del juramento que hizo».

"  Unos meses después el propio Sebastián de Cueto escribía una carta al conde de Tendilla,
acusando a los escuderos Pedro de Al varado y Ginés de Escámez, así como a Alonso Hernández, de todos los hechos «sobre hecho pensando a trayción yalevosamente todos tres juntos, dándose favor los unos a los otros». Asimismo describía las heridas sufridas: «de la qual dicha cuchillada quedé manco de tres dedos, que no los puedo menear, de que a sido y es gran falta para mi persona e gastado más de gien ducados en la cura de doctores y medefinas; y con el menoscabo de mi
persona son más de mili ducados en que estimo todos los daños»

Para averiguar la herida que tiene Cueto, e si es peligrosa...dixo que a curado la primera cura esta noche pasada al dicho Sebastiánde Cueto de una herida en la mano yzquierda la qual dicha herida es mala que la tiene en la tabla de la mano sobre la coyuntura e le cortó la carne y los guesos todo de una parte a otra e que peor dexa los dos dedos el margante e el otro dedo questá junto a él e que hasta la segunda cura no puede declarar más.
Diego de Albarado el 10 Agosto de 1565 desde Vera Visita para ver las heridas de Sebastiçan de Cueto1565 en la Alhambra, sobre este tema.
Ginesa Marín pertenece a la clase de sanadores a quien el pueblo les seguía llamando “médicos” o “doctores” o “cirujanos” sin poseer título oficial o formación académica pero a quientanto la artistocracia de cristianos viejos propieterios,o  con cargos administrativos eclesiasticos o militares,y la burguesia mercantil(siguendo a García Ballester)   Y la ausencia de prejuicios sociales no dudaba en consultarle o ponerse en sus manos o requerir sus servicios como perito en pleitos de importancia.

SORIANO Pedro (+1702)

Médico de Almería.Existen dificultades para conseguir un médico fijo en Almería.
En el Cabildo del miércoles 5 de Noviembre de 1675, se da cuenta que el canónigo tesorero Medina, ha escrito desde Madrid, al cabildo de la Catedral de Almería, que  “ay  de los de la fami ia de Su Majestad un médico que pretende venir a esta ciudad señalé/ido/e la renta que se le señaló al médico de Gra­nada”  “. Se acuerda consultarlo al Ayuntamiento.
En el Cabildo del miércoles 3 de noviembre de 1676, se hace se hace un concierto entre el cabildo, el Obispo y el Ayun­tamiento para tener médico fijo y duradero en Almería, a base dedarle 500 ducados al año, de los que el obispo Pone 100, el Ayun­tamiento 200, y el Cabildo: por sé, el Seminario y el Hospital 200. El médico es el Doctor Don Pedro Soriano, que a pesar de haber cuatriplicado su sueldo, pide, y se lo dan, 200 reales para el traslado de su casa desde Madrid, de donde procedía, hasta  Almería..
El día 27 de marzo de 1681, era médico del Hospital de Almería, y como tal, pide que se le aumente el sueldo de 100 a 200 ducados por haber aumentado el número de enfermos “res­pecto aver crecido el número de enfermos tanto de un año a esta parte, que en todo el discurso de él, no le ha valido veinte duca dos el Poio”
En la obra titulada Historia Universal de las fuentes minerales de España “ (1764) de Pedro Gómez de Bedoya  y  Paredes primera obra hidrológica de carácter general   en que se mencionan los Baños de Sierra Alhamilla en la provincia de Almería se da cuenta de los informes de dos médicos granadinos: Francisco Ortiz y Juan Muñoz Olivares, que afirman que el médico almeriense Pedro Soriano, había escrito años atrás un tratado Sobre las virtudes de los Baños de Sierra Alhamilla.
Gómez de Bedoya  dedica una pequeña parte de su gran obra hidrológica, a hablar de la ciudad de Almería; habla de las particularidad de la ciudad, así como de sus aguas medicina les de las que dice “eran en extremo calientes claras y de olor subido a azufre” y eran usadas en baños que se tomaban entre estanques inmediatos a su nacimiento. Cuando habla de éstas propiedades medicinales, hace referencia al tratado que escribió Don Pedro Soriano, médico de Almería, quien según Bedoya, dijo “que aprovechan y son eficaces en las per/esias reso/u~/0 ‘les de los nervio5 pasmo5 histerias húmedas esterilidades y tal vez en elgá/j~0~~ que la operación de estas aguas era excitaj~ a Pocos minutos de entrar en ella, excesivo sudor y mover las orinas, por lo que, según su sentir, en las enfermedades dichas serían especialmente útiles, principalmente en las debilidades de nervios y miembros paralíticos.
También se dio cuenta en el tratado de Pedro Soriano, de la existencia de fábrica que se duda si era de los romanos o los árabes.., sitio que se conocía como “del Obispo” y de la existen­cia de diez estufas, garitas o sudaderos, donde antes de su “redescubrimientose practicaba ya la emanoterapia,
  Fue además mayordomo del hospital entre los años de 1648 y 1698.
(Más datos en GARCIA RAMOS, J.A(1998):Médicos almerienses, p.p.56-57 En septiembre de 1687 arribó al puerto de Almería un navío con 14 soldados enfermos y “heridos de traca”procedentes de Melilla, soldados que no pudieron ser admitidos en el Hospital por estar éste ocupado de granos. El teniente general de la costa representó a la Cámara ésta situación y el rey ordenó desocupar las salas de granos para poder así atender a los soldados. El Cabildo procuró ganar tiempo y escribió al rey una larga carta en la que, tras quejarse de no ser cierta del todo la información del Teniente general, pues faltaba a la verdad de los hechos, justificaba su proceder, explicando que los granos se solían recoger en las habitaciones del mayordomo y no en las salas25 . El mayordomo por entonces era el Doctor Soriano.
En 1702 había muerto.
Tuvo muchos hijos, varios de ellos mujeres.
Uno de sus hijos, Pedro Ignacio Soriano, fue canónigo racionero y secretario del Cabildo de la Catedral de Almería. Sucedió a su padre en el cargo de administrador del Hospital de Santa María Magdalena de Almería , cargo que el Doctor Soriano ostentó durante 14 años, entre 1648 y 1698 y que  dejó por enfermedad o muerte .(sobre las vicisitudes por las cuales llega a la mayordomía tradicionalmente ocupada por un eclesiástico.
Dado que el clérigo Don Pedro Ignacio Soriano no llevaba ningún control de los gastos del hospital, ya en Marzo de 1702 fue advertido sobre el particular por el Agente General de la Iglesia Don Bartolomé de Porres. Sin embargo tras el informe favorable del Maestrescuela, el Cabildo las dio por buenas.  Pero más adelante Don Pedro Ignacio es suspendido se sus cargos (de oficio y de beneficio).Pasa penurias económicas, quejándose tenia que alimentar a varias hermanas huérfanas. Es desterrado al curato de Pechina. Y años después lo encontramos preso en Turre.


AVELLAN, Antonio (c.a.1715-1793) [Guadix (Granada)-Almería]


Médico. Era clérigo de menores. Médico del Obispo de Almería Don Claudio Sanz y Torres(17041779),h del deán y del Cabildo de la Catedral. Muy Ilustrado y acreditado en Almería, era socio de la Sociedad Médico- Matritense. Uno de los tres facultativos que según el Catastro de Ensenada, ejercía en la capital en 1751.Debido a la labor y fomento de los Baños de Sierra Alhamilla que lleva cabo el Obispo Sanz y Torres, a cuya figura va unida la vida de Abellán, destaca como estudioso de la Hidrología médica. Escribió una “Disertación de las aguas termales de Almería” [Noticia de la fuente de aguas termales de Alhamilla, por Antonio Abellán. Almería, 5-IV-1772]. II/2510.-- f. 146r-178r cuyo manuscrito inédito se creía perdido, pero se está estudiando por el autor de esta biografía .para su próxima publicación en edición comentada desde el punto de vista histórico-médico. Esta obra la compuso seguramente entre 1760 y 1772 años en los que ejerce también como médico de Baños en Sierra Alhamilla.   

JOSEPH PONCE DE LEÓN Y MOLINA (1753-1819)
 Médico, filósofo, teólogo, matemático,  botánico, físico y químico o sea, conocedor y experto en casi todas las disciplinas científicas y humanísticas existentes en su tiempo... De una erudición asombrosa, hablaba diversos idiomas. Se dice en la  Espasa que "fue hombre de gran erudición y verdaderamente gran filósofo, que llegó dominar varios idiomas".Dice Tapia (1979), 116”: Asombra que su densa biografía quepa en los sesenta y seis años de su vida dedicados al estudio y a la enseñanza".Ponce de León(1753-1819) como tantos otros médicos españoles de su generación cumple --y es representante modélico--  las directrices de los científicos de finales del siglo XVIII y principios del S. XIX: interés por las ciencias físico-químicas y disciplinas básicas fundamentales, preocupaciones como higienista por problemas sanitarios de "urgencia colectiva" como la fiebre amarilla, mentalidad burguesa liberal, formación fuera de nuestras fronteras, interés por la fundación de instituciones científicas, preocupación por la enseñanza, publicación de textos  de interés didáctico,  interés por la comunicación científica con Europa, y puede anotársele dentro de un denominador común como ilustrado final o romántico inicial.
   "Andrés Joseph Ponce (de León) y Molina” nació en Uleila del Campo (Almería) en el 4 de febrero del  año 1753 y fue bautizado el día 8 del mismo mes en la Iglesia de su villa natal. Murió en Granada en 1819.Estudió filosofía en Granada. Concluida ésta, marchó a Salamanca, donde estudió teología. En esta universidad durante el último tercio del siglo XVIII, frente al más recio escolasticismo ampliamente representado por filósofos y teólogos de las órdenes religiosas  se perfilaba la filosofía de la ciencia natural que combatía al un escolasticismo que a su vez combatía el cartesianismo. También allí  explicó física mientras estudiaba medicina en una cátedra que obtuvo en aquella universidad. Dejó luego la teología para dedicarse a la medicina, porque  " su espíritu no se satisfacía sino con las ciencias naturales" Se matricula de Medicina en la Universidad de Granada a primeros de octubre de 1773 no finalizando ese curso. Vuelve a los estudios de medicina en 1775 se le firma por Don José  Cayetano del Castillo el aprovechamiento en 1775.Tras diversas ausencias finaliza  el grado de Bachiller en Medicina  en 1779. Se trasladó a París para oír las lecciones de química de Chaptal.
Después de pasar varios años al lado de aquel sabio francés, y doctorado en Medicina en Montpellier pasó a España, revalidándose como médico en la Universidad de Granada
Desde allí pasó a instalarse como médico rural en la localidad granadina de Huéscar de Baza, donde le vemos en los años de 1786 y 87 atendiendo una epidemia de Fiebres.En Huéscar se sabe  se dedicó algunos años al ejercicio de la medicina y al cultivo de las matemáticas publicando la solución al problema de la duplicación del cubo, o sea x3= 2a3.   esto querría  decir que Ponce encontró la solución a este problema hasta entonces insoluble.
Con objeto de dar luego a sus hijos "carrera literaria" se trasladó a Granada  antes de 1797.Allí  para contrarrestar de algún modo el atraso que había en el estudio de las ciencias naturales, fundó la Academia Químico-Botánica, bajo la protección de la Sociedad Económica de Amigos del País.
En 1797 comienza a impartir lecciones de Química en la Academia de la Real Sociedad de Granada.                                                                 
      En el ambiente socio sanitario de la Granada finisecular se producen acontecimientos en  los   que Ponce de León participa activamente:
·        Se establece en el Hospital de San Juan de Dios un anfiteatro anatómico(1794) 
·        Se pone en funcionamiento el Jardín Botánico
·        Se funda la Academia químico-botánica (de la que fue fundador y regente)
·        Se construyen en la Universidad nuevas aulas y un laboratorio de química
·        Se instituyen las ciencias básicas como importantes (e ineludibles) en la formación de los médicos.
·        Se crea una cátedra de Fisiología que ocupa nuestro biografiado. (Aunque en 1817, ocupaba la de Prima de Medicina y también la de Botánica y Química)
            Ponce participa de todo éste ambiente con sus cargos relevantes y con sus actuaciones científicas y sanitarias. Queda esto reflejado en sus obras.
            En 1800 interviene en el combate de la epidemia de fiebre amarilla que sufre Granada como se testimonia en la ya citada obra”: Idea general de las calenturas...”
            En 1804, año en que se publica su Phisiología Chimica  ostentaba los siguientes cargos:
·        Médico titular de la ciudad de Granada
·        Miembro de la Junta provincial de Sanidad de Granada
·        Socio de número de la Real Sociedad Económica de Amigos del País.
·        Fundador y regente de la Academia “Chímico-Botánica” de Granada.
Con motivo de la epidemia de fiebre amarilla que sufre la ciudad de Granada da varios manifiestos a la Junta de Sanidad, sobre la epidemia en Octubre de 1804.  A finales  de dicho mes da otro papel a la Junta, y pasó copia al Excmo. Conde de Montarco. (Idea General de las calenturas. pp.18-20.)
            Su actuación en la epidemia de fiebre amarilla de 1804, fue activa y determinante.
            Dice en su obra “Idea general de las calenturas”, p. 65. “Al principio de la epidemia de este año de 1804 entre los enfermos, que vinieron de Málaga, se presentó F. Melo, al cual fui llamado como Médico de Sanidad, y lo encontré en el estado más miserable... ” “... otro enfermo, vecino de Granada, llamado Juan Moreno, a primeros de Septiembre, llamó a los tres días de la invasión de  la calentura...”. En esta epidemia emplea su experiencia como médico durante las plagas de fiebres que asistió en Huéscar de Granada por los años de 1785-87.Tanto en esta epidemia, como en su práctica rural y en su actuación en las epidemias del siglo XIX 1804 y 1800 se muestra como un experimentado clínico y hasta con ribetes de anatomo-clínico. (Véase Estudio General de las calenturas...)
Se doctoró  de médico en Granada.
Ganó cátedra y llegó a ser rector de la Universidad Granadina.
Fue Regente de la cátedra de Prima de Medicina y de la de Botánica y Química.         Su fama como médico en Granada era extraordinaria. Simón de Rojas Clemente en su obra “Historia natural del Reino de Granada” (1804-1809),  dice de él referido al año de 1804:”El mejor médico de Granada  y el mejor Químico teórico. Tiene ideas mineralógicas y botánicas, alguna colección, mucho talento y actividad. Ha publicado dos tomos en 4ª y está para dar a la prensa...”. Lo cita en una relación de “Doctos granadinos que viven”.
           
IV  OBRA:
La obra de Ponce de León es variada y abundante, y podría clasificarse así:
A) Obras de contenido científico general

-Sobre el uso de la Química en la Agricultura (Anterior a 1804).
-Sobre la animación del hombre (Anterior a 1804, no la he podido localizar).
-"Memoria sobre los terremotos de Granada", Granada, 1801.En 4ª. (Consta en el Catalogo del gabinete de historia Natural de Madrid. No la cita Perrey).
      -Memoria sobre los terremotos / de don Josef Ponce de León... Granada: en la Oficina de las Herederas de D. Nicolás Moreno, [1806]
Se trata de una obrita de 36 páginas donde se da cuenta tanto de las teorías sobre la producción de los terremotos conocidas hasta entonces, como de los más recienrtes sucedidos en Granada  y su provincia desde 1790 a 1806…habla también de temas geográficos y metereológicos.
       -Tratado  de las aguas medicinales de Lanjarón. Granada, 1822.
 -Sistema floro-sexual  de botánica, Granada. Imprenta de Don Nicolás Moreno, 1814(6 hojas, 412 Págs., 16 CMS. Cartón (Puede consultase en la Biblioteca de la Facultad de Farmacia de Granada).

            B) Obras médicas:

  -"Tratado sobre las fiebres y en particular sobre la fiebre amarilla" . Que le mandó escribir Tomás de Morla, gobernador militar de Granada cuyas medidas para atajar la peste habían  resultado impopulares. Se mandó manuscrita a la Junta de Sanidad Y de la que luego se imprimirían unos pocos ejemplares perdidos? ¿Qué relación tiene con otra de Tomás de Morla al respecto? (De esta obra trataremos más adelante)
-Y las dos obras más importantes: la PHISIOLOGÍA CHIMICA (1804) y la TÓPICA MÉDICA (1817).

C) Obras inéditas:
Ponce fue un escritor prolífico, y así lo  manifiesta en su Tópica Médica afirmando que tiene otras varias obras sin publicar.
 Escribió también una Patología Química, que no llegó a imprimir. que no se llegó a publicar.  Escribió también un "Curso de Filosofía

.No hay un estudio completo o de conjunto del personaje que nos ocupa.Entre los trabajos sobre él  que  hemos de citar, está   en primer lugar la biografía que sobre él escribiera su hijo José Ponce de León, en  manuscrito inédito imposible de localizar.. Existen datos en MONTELLS Y NADAL, F: (1870): Historia del origen y  fundación de la Universidad de Granada. Granada. (incluye una lista de graduados en la universidad de Granada desde 1634 hasta 1854), especificando de 1844 a 1854 los matriculados por facultades todo en el capítulo final de su obra MAFFEI Y RUA DE FIGUEROA EN VOL, II p.48.  Reseña también  su obra LÓPEZ PIÑERO (1991.)pp.378-379.TAPIA GARRIDO,(1979): se  ocupó de él en una buena biografía sacada casi textualmente de le Enciclopedia ESPASA  que en su artículo correspondiente  se ocupa de Ponce extensamente. Antes se ocuparon de Ponce, en primer lugar CHINCHILLA EN T.IV y MOREJON. El de Chinchilla es el mejor trabajo de síntesis de dos de sus obras la Phisiología Chimica y la Tópica Médica. De  pasada hay notas sobre Ponce en Lain Entralgo: Historia Universal de la Medicina, T. IV, p. 96, y en MARTÍNEZ Y REGUERA: Bibliografía hidrológico-médica española, T.I.: p.858. También LOPEZ.PIÑERO,G. BALLESTER  Y FAUS SEVILLA(1964)hacen en p.41 mención de los autores que estudian la ciencia española durante los últimos años de la Ilustración ,y se insiste en que la s disciplinas científicas básicas  fundamentales, alcanzan entonces uno de sus momentos de esplendor, entre Gimbernat en Cirujía, Bonells y Lacaba en Anatomía Ruiz de Luzurriaga en Fisiología y "los trabajos de química fisiológica de José Ponce de León(1804)", junto a otros que impulsaron la botánica, la física, la química etc”.Es silenciado Ponce tal vez injustamente en trabajos como los de CARRILLO (1988) quien aunque dedica un  excelente  trabajo  sobre un colaborador de Ponce en la elaboración de la Phisiología Chimica: el francés Fourcroy a Ponce de León no lo menciona- También es silenciado por GRANJEL  en su Medicina Española del siglo XVIII y Medicina Española Contemporánea. ARQUIOLA en sus importantes artículos  que tratan sobre  Fisiología y Química y sobre la Ciencia del  periodo histórico  que nos ocupa, y finalmente GARCIA BELMAN y BERTOMEU SÁNCHEZ (2001) lo silencian en su “Los viajes a Francia y la química moderna” (Asclepio.)Y JIMÉNEZ ORTIZ (1974) que se ocupa de la epidemia de fiebre amarilla de 1804 en Granada no tiene en cuenta la obra monográfica que Ponce de León escribe sobre esta epidemia. :”Idea General de las calenturas...”publicada en 1812..Peset en Muerte en España(1974) tampoco descubre este tratado

  
IV. EL SIGLO XIX: MEDICINA ROMÁNTICA

El siglo XIX estuvo poblado en lo rural de un excesivo y complejo  número de profesionales sanitarios muchos de ellos sin adecuada formación, que ejercían contando con  muy exiguos medios para su labor. Hubo  en ocasiones (sobre todo a mediados del siglo) un sobrado número de médicos y de cirujanos con diversas titulaciones, que además de competir entre ellos tenían que rivalizar  con charlatanes, intrusos, curanderos, herbolarios, brujas,  y contra  un innegable desamparo sanitario por parte de las autoridades. Hubieron que batallar contra las epidemias, el hambre, el analfabetismo y los problemas sociales de la población  y  contra  la profusión de las  mismas   clases sanitarias. Tal  fenómeno ha sido  estudiado ampliamente por Albarracín Teulon. Cirujanos romancistas, cirujanos latinos, flebotomianos, sangradores, barberos, parteras, drogueros, herbolarios, todos  tenían algo que hacer en el trabajo sanitario, para ganarse la vida. En las ciudades sólo algún médico de nota vivía acomodadamente asistiendo a las clases más pudientes.  En el medio rural solían vivir la mayoría  algo pobremente, al menos hasta el último tercio del siglo, periodo donde el médico alcanza cierto prestigio social y económico. Algunos se dedicaban a la política. Otros eran a la vez, propietarios. Eran muy pocos los que vivían bien  equiparados a una  inmensa mayoría, que vivía modesta cuando no, pobremente.

            La producción científica decimonónica en Almería fue poco abundante en lo que a  libros de Medicina se refiere y así, hasta 1850 solo localizo editada en Almería una sola obra. (SOLSONA, 1824) Desde 1850 al 1900 solo  conozco las de Rodríguez Carreño, Molina Capel, Espinosa Díaz, Gómez Orland,  dos de  Vicente Juan Esteban y Blanes   y la de  Fernández Palacios (conferencia-folleto) y la de José Doménech Sáez.Es curioso como entre todas las obras citadas no  suman ni mil  páginas. Este es el “volumen “de toda la producción científica almeriense editada en libros durante todo el siglo XIX.
     Algunos médicos se ocupan en publicar en revistas de ámbito nacional (La Unión,  Revista de   Medicina y Cirugía Práctica Boletín de Medicina, Cirugía y Farmacia, El siglo Médico, El Anfiteatro Anatómico Español etc.).Si bien solo se conoce en el siglo XIX la existencia de una  revista médica almeriense aparecida en 1884, “La Voz Médica” (1884-85.)Esta revista de  corta vida, fue  fundada por  un grupo de médicos afectos al masonismo y de ideología liberal y republicana, que son los mismos que promueven, tras algún intento anterior (1894) la creación del Colegio de Médicos en 1901.
        ¿Qué papel desempeña el médico en la sociedad ochocentista? ¿Cuáles fueron su mentalidad y posición social? ¿Cuál fue su implicación en los diversos avatares históricos del periodo?.
     Muchas y varias de estas cuestiones se contestan a lo largo de las páginas de este libro.
     En sus relaciones con los  políticos, los médicos, casi siempre tomaban posiciones siendo a veces furibundos defensores de una causa como  fue Martín de lo Llanos “El afrancesado”* que deja en Almería una saga de personajes liberales durante todo el siglo o Don Francisco Salmerón López* padre del presidente de la primera república Nicolás Salmerón, o el  ultra-conservador don Esteban Font*. Hubo más adelante conservadores, liberales  y masones. Al final del siglo muchos  se afiliaron al republicanismo.
 Respecto a la posición social del medico, pertenecía éste, a una clase media económicamente baja; eso sí, con algo de reputación social .La figura del médico va escalando posiciones a lo largo del siglo hasta alcanzar a finales de él  un importante  prestigio dentro de la sociedad en general.
     Ideológicamente hubo médicos románticos, intelectuales, aventureros, liberales, absolutistas, librepensadores, ateos, católicos y conservadores. Fundamentalmente son románticos. Con  el caciquismo se alinean algunos, como Dionisio de Motos* o Eduardo Pérez Ibáñez*,  que son  ejemplos del más puro caciquismo provinciano; o se ponen en contra de dicho caciquismo como: Manuel Vicente Martínez*. Sus relaciones con la iglesia son diversas. Los hay muy ateos como Litrán* enterrado fuera del cementerio católico, o partidarios del  librepensamiento y revolución republicana, como Ezequiel Sánchez Martínez* de Albox, activista revolucionario también sepultado fuera del recinto sagrado.  Menos de la mitad  son católicos y la otra mitad, agnósticos.
GARCIA PAREDES Juan (Activo en 1752-1804)

Cirujano. Era oficial de Cirujano en Serón en 1752 según el censo de Ensenada con una utilidad anual de treinta ducados
"Zirujano" vecino de Serón que en 1803 vacuna de la viruela a un enfermo o niño expósito de Tíjola (LHT, Fol., 43 y 43v. y 44 y 44 v.)
En 1804 se establece en Tíjola. (LHT, [1]fol44v.)
En 9 de Julio de 1804 es nombrado Cirujano del Hospital de Tíjola cesando González Carmona [2]En 1803 y ante la epidemia de viruela se ha desarrollado en la comarca, la Junta del Hospital decide proveerse de vacuna y vacunar a los niños en especial expósitos, encargando de esto al cirujano Juan García Paredes:

"Sala  de Juntas y Enero de 1803.
Por los Sres que la componen y en vista de los repetidos encargos que se[. ..] ocasionan las viruelas en la infancia de tos niños y con particularidad en tos expósitos por el poco aseo que regularmente observan las amas que lactan; y favorables efectos en toda la Europa han proporcionado el féliz descubrimiento de la Bacuna, se acordó por sus señorías que por el Mayordomo Tesorero de este Real Hospital presente en esta Junta por su voto [....] se proporcione a la maior brevedad el pus varioloso y hallado lo haga entender en esta Junta a efecto que por el facultativo avil de estas inmediaciones se practique la enunciada operación con quantos niños expósitos no hayan padecido dicho accidente de viruela....'

Se le concede la plaza de cirujano y fija su residencia en Tíjola.

                   Sala de juntas 27 de Agosto de 1804.
Estando en ella los Sres. que la componen se hizo presente que una de las condiciones con que se concedió la plaza de Zirujano de este Rl Hospital a D. Juan García Paredes pr.la Rl. Junta de Diezmos de este Obispado, lo fue la de que hubiese de fixar su residencia en esta vito respecto a que por sola esta qualidad y mas pronto auxilio del que los enfermos de dicho hospital podía anteponérsete a Don Diego González Carmona que [....] el Paredes[....]  aceptó y  Juró su encargo «obligandose a cumplir con las condiciones prevenidas en el enunciado superior


DOMENECH SAEZ, José. Ocaña (Almería), 1850- Almería, 23-XII-1913.Médico.
      Oriundo de Serón Cursó los estudios secundarios en el Instituto de Segunda Enseñanza de Almería desde 1861 a 1866, graduándose de Bachiller en Artes el 14 de junio de 1866 con la calificación de aprobado. Desde 1866 a 1872, estudia Medicina en Granada, donde cursa la mayor parte de la licenciatura pasando luego a Madrid para terminar la carrera. Obtuvo el grado de Licenciado en Medicina por la Universidad de Madrid el 28 de octubre  de 1872 siéndole expedido el título en 13 de enero de 1873.Acabada la carrera  pasa a ejercer a Cuevas de Almanzora donde toma conciencia de los problemas que preocupan a esta villa como la escasez del agua o los efectos desastrosos de las inundaciones. Durante su activo ejercicio en Cuevas colaboró en varias revistas médicas de ámbito nacional como la Revista de Medicina y Cirugía Práctica y el  Anfiteatro Anatómico Español, y en el periódico local El Minero de Almagrera. Se casa en Cuevas  en diciembre de 1875  con doña  Blanca Flores Flores  de veinte años de edad  natural de esta misma localidad, hija de Juan Antonio Flores  accionista de minas y persona perteneciente a la clase acomodada. Doña Blanca  muere a los 23 años  de edad en febrero de 1879. Tuvieron dos hijos: José, nacido en septiembre de 1876 y  Rosa que nace en  1877. Fue uno de los creadores   del Círculo Literario y Artístico  de Cuevas. En 1979 alcanza el título de Socio Corresponsal  de la Real Academia de Medicina de Barcelona al ser premiada en un concurso nacional su obra “Memoria médico-topográfica de la ciudad de Cuevas en la provincia de Almería”. En 1881 pasa a ejercer a Almería  como médico de la Beneficencia Municipal. En enero de 1884  estudia la atroz epidemia de difteria que se desarrolla en Almería capital. En 1885 accede mediante oposición  a la plaza de  Director del Laboratorio Micrográfico Químico Municipal. Se integra  al llegar a Almería  en el grupo de intelectuales adscritos al republicanismo y  defensores de las posiciones del positivismo y del materialismo cuyas teorías se defendieron en el Ateneo almeriense. Mantiene su condición intelectual, publicando  en la Revista de Almería en un principio y posteriormente en “La Voz Médica” durante los años de 1884 y 1885. La Revista de Almería,  muy vinculada al Ateneo, fundada por el activista político e intelectual Agustín Arredondo, era el órgano de expresión de las teorías evolucionistas, positivistas y materialistas que mantenían el grupo de estudiosos que activamente colaboraron  en esta publicación entre1879 y 1884.En 1887 alcanza el grado de doctor con la tesis: Una epidemia de difteria en Almería. Se incorpora al Colegio de Médicos de Almería  el 1 agosto 1901 con el número 80.Cuando fallece  Almería, vivía en la Calle Reyes Católicos y ya estaba jubilado de su cargo de Director del Laboratorio. Vivía con su hermano Francisco Doménech Sáez, también médico. Permaneció viudo y de sus dos hijos solamente vivía José.


OBRAS DE ~: Memoria médico-topográfica de la ciudad de Cuevas, en la provincia de Almería. Almería, Imprenta del Comercio ,1880; “El eucaliptus”.El Minero de Almagrera  1879-1880; "Del agua fría y de su aplicación en la hipertermia de las enfermedades febriles". Anfiteatro Anatómico Español, 1879;"Del contagio". Anfiteatro Anatómico Español, 1879; "Breves consideraciones sobre la vida", Anfiteatro Anatómico Español, 1879; "Apuntes para una historia clínica", Anfiteatro Anatómico Español., 1880; “Utilidad del estudio de la geografía médica”. En Revista de Almería, junio de 1884. “La difteria”, en La Voz Médica. Revista de Medicina, Cirugía y Farmacia de Almería, 1884-1885 y: “De las Toracentesis” en Revista de Medicina y Cirugía Práctica, 1879.

BIBLI: GARCÍA RAMOS, José Antonio: Estudio Preliminar de la edición facsímil de la  “Memoria médico-topográfica de la ciudad de Cuevas, en la provincia de Almería “de 1880.

               


GONZALEZ PRATS, Antonio Almería, 12-V-1863-Barcelona, 22-XI-1920.Catedrático de medicina y publicista médico.
       Nace y pasa su primera infancia en Almería donde su padre Antonio González Garbín (1836-1912) natural de Almería y formado en las primeras promociones del Instituto provincial junto a Nicolás Salmerón, era  Catedrático de Lengua Griega y Latina del Instituto. En Granada termina el  Bachiller en 1876 y estudia medicina licenciándose en 1882. Personal de la Facultad de Medicina en  1876-1883.Alumno interno de Patología Quirúrgica hasta 1882, el 31 de mayo de 1883 gana la oposición para ayudante de Clínicas de la Facultad de Medicina. En este mismo año se  graduó de Doctor con la tesis: “Granulación de la conjuntiva". Es nombrado después ayudante de Clínica, Auxiliar supernumerario gratuito en 1891 y director de los museos anatómicos en la Facultad  en  9 de mayo1887.En 1892 fue encargado de la Cátedra de Terapéutica. Posteriormente se le confían las cátedras libres de Oftalmología y Dermatología. Fue socio honorario del Fomento de las Artes de Granada y socio de mérito de su Real Sociedad  Económica. En Granada (1883-1900), fundó las escuelas para la enseñanza de la mujer y creó la Unión Hispano-Mauritanica. En 1894 se presenta a la oposición para la Cátedra de Histología de Cádiz que no obtiene. En 1896 fue nombrado Catedrático supernumerario de Patología y Clínica Médica en Granada, pasando a ser numerario más tarde. En 17 de febrero  de 1897 es nombrado catedrático de Clínica Médica de Cádiz. En 1900 permutó esta cátedra por la de Pediatría  marchando a Barcelona a  la de Patología y Clínica Médica por fallecimiento del Dr. Robert, en 1902. Desde esta cátedra realizó una meritoria labor en la línea de la llamada “medicina de laboratorio” que ya había iniciado en Granada y Cádiz. En 1905 es concejal del Ayuntamiento de Barcelona militando en el Partido Republicano, cargo que le costó dinero de su bolsillo, perdiendo el poco capital que poseía. En 1906 ingresa como socio en la Academia Médico-Quirúrgica de Barcelona con el discurso: Alturas en las ciencias médicas en el reino El-Andaluz.  Este éxito tuvo eco en Almería. Fue socio Honorario del Fomento de las Artes de Granada y socio de mérito  de su Real Sociedad Económica. Figuró como socio activo en la Internacional de la Cruz Roja y el Comité Ejecutivo de la Federación Gimnástica Española. En 1916 interviene en la lección inaugural de la Real Academia de Medicina de Barcelona, con el tema de “La proteasa leucocitaria como medio diagnóstico”.Colaboró en "El Defensor”de Granada (periódico republicano) y en La Publicidad de Barcelona. Vivía en San Gervasio y murió en Barcelona a los cincuenta y seis años  de un cáncer digestivo, mandando ser enterrado a las seis de la mañana en una caja de madera blanca sin pintar.

OBRAS DE  ~: Del Hipopion, Granada, Granada Imprenta de la Gaceta Médica1887; “Apuntes para un estudio del orzuelo”. Gaceta Médica Granada, 1887, 5,481-491; 525-534;”Preparación Anatómica de la válvula existente en la desembocadura del conducto torácico”, Gaceta Médica de Granada. , 1887, nº 5, pp. 199-204.Granulaciones de la conjuntiva [Manuscrito]: tesis leída y sustentada por Antonio González Prats en el solemne ejercicio del grado de Doctor... 1883 105 p.; Madrid: Establecimiento Tipográfico del Hospicio, 55 p.; 21 cm. 1884;; Medicación dermatica, Conferencia, Granada, 1895; “Metodología histológica En Gaceta Médica de Granada, 1895, 13, pp.479-484:525-5; Del anestésico bromuro de etilo.1896; Evolución de las doctrinas infecciosas.1896; Radiaciones roetgenianas (sic).1896;Historiología Clínica. Barcelona, 1910;La algocratina, 1910.Éxodo colérico en 1910; El tratamiento de las anemias, 1912; El problema de las aguas, 1913; Valor diagnóstico del examen del líquido intrameningorraquídeo.1914; Aforismos del Profesor González Prats.;Algunos temas de Nosología Cronósica; Algunas conferencias sobre Patología de la vida vegetativa; Cuestiones de neurología patológica.1917;Dengue, 1917; El  síndrome bulbar, Madrid, 1918;Libro en honor de la cátedra de Patología Interna con su Clínica de la Universidad de Barcelona a cargo del Catedrático A. González Prats.; Prolegómenos y conferencias de Patología Interna y contestación al cuestionario de prácticas clínicas  y de laboratorio, Barcelona, 1919. Obras no Médicas: Altura de las Ciencias Médicas en el Reino de Al-Andaluz. Imp. La Académica; Barcelona, 1906; Sobre el modo de plantear en Granada las colonias escolares. Memoria premiada por la Sociedad Económica de Amigos del País de esta provincia, impresa a su costa. Granada Imprenta de Indalecio Ventura .1891.


              GARCIA BLANES, Baldomero.  Níjar (Almería) ,1854-Almería, 1924.Médico. Primer presidente del Colegio de Médicos de Almería.
        Licenciado en Medicina en 28 de noviembre de 1880. Fue el primer presidente del Colegio de Médicos de Almería cuando se constituyó éste   en 1901 y aparece con el número 1 en la lista de colegiados. Ocupó la presidencia  del Colegio desde su fundación legal en 1900 hasta 1913. Anteriormente, en el intento de constitución del Colegio de Médicos de Almería en 1894, ocupó el cargo de Secretario. Pertenecía  en 1886  a la Logia masónica Amor y Ciencia, n° 15 (Simb.”Lealtad”. Hospitalero, grado 3.) de Almería.
      La familia García Blanes de la que Ulpiano García Blanes fue su representante más conocido, eran  conservadores de tendencia maurista  -la prensa les llamaba la “tendencia aristocrática”-  y estaban enfrentados por los años 20 con otros conservadores seguidores de Bellver Oña y Antonio Villegas.
       Fue  médico del Hospital Provincial y de la Beneficencia  de Almería y   Vicepresidente de la Junta Provincial de Sanidad el 11 de abril de 1904, dado que la presidencia la ocupaba el Gobernador Civil. Fue también decano de la Beneficencia Provincial. 
   La Crónica Meridional de 7 de noviembre de 1894, se inserta una nota a modo de     anuncio, firmada por Baldomero García Blanes, sobre el empleo de la Emulsión Scott (que los niños toleran mejor) frente al aceite de hígado de bacalao.
      Fue nombrado presidente del comité provincial que asiste al Congreso Nacional de tuberculosis que   se celebró en Zaragoza los días 2 al 6 de octubre  de 1908. En este congreso fue acompañado por otros  tres médicos almerienses: León Palacios Carreño, Manuel Marín Amat y Rafael Araez Pacheco, un farmacéutico y un sacerdote.
      Durante su mandato en el colegio, consiguió entre otras cosas que muchos médicos se  colegiaran cuando todavía no era obligatoria la colegiación. Mantuvo la publicación de un Boletín, se redactó el reglamento de régimen interno del colegio y propuso la unión de todos los médicos. Vivió en el Boulevard del Príncipe, nº 71, donde a veces tuvo la sede el Colegio de Médicos que en este tiempo no tuvo asiento fijo.
      Casado con doña Rosalía Oliver Oliver,  tuvo cuatro hijos.


GOMEZ ROSENDE, José. Granada, 2-VIII-1862-Almería, d.1942. Médico y cirujano.

Padre, abuelo y bisabuelo de una importante saga de médicos almerienses.
 Estudió Medicina en Granada licenciándose  en julio de 1883. Médico titular de Almería desde 1883 a 1885. Médico de la Beneficencia Provincial desde  1885 a 1931.Participa en la redacción de la revista médica almeriense La  Voz Médica en 1885 en la que colabora en once ocasiones. Ocupó el cargo de administrador de la misma. Aunque era cirujano, sus artículos versan sobre temas de salubridad de la capital almeriense cuyo estado sanitario resultaba lamentable. Se dice que  a primeros  del siglo en el Hospital Provincial  el doctor Gómez Rosende  administró la primera inyección intravenosa y operó la primera hernia estrangulada en Almería.
     Colegiado con el número nueve  del  Colegio de Almería en mayo de  1901,  al constituirse el colegio en estas fechas ocupa el cargo de secretario del mismo. En 1901 ocupa la plaza de director del manicomio  provincial situado en la carretera de Níjar. En 1902 era uno de los integrantes de la plantilla del Hospital Provincial. En 1904 renuncia a su cargo de secretario del Colegio de médicos. Ejerce largos años en Almería. Colegiado de Honor el 25 de febrero de 1941. Casó con Soledad Álvarez Campana Caballero.

RUIZ SAMOS, Antonio, Lanjarón, (Granada) 25-VI- 1874- Berja (Almería) 29-X-1962.Médico y político.

      Tras estudiar medicina en Granada  se afinca  en Berja donde se casa con una rica heredera y donde su hermano Miguel era párroco. Colegiado el año de 1901 fue médico de la Beneficencia Municipal. en Berja. Hombre de arraigadas creencias religiosas, fundó el Sindicato Católico Agrario en 1919 y fue  director del colegio privado católico “Nuestra Señora De Gádor” que tuvo una vida efímera. Fue también  concejal del Ayuntamiento de Berja durante a Dictadura de Primo de Rivera y cabeza visible del tradicionalismo, ultra- conservadurismo y caciquismo en la comarca virgitana  entre  1915 y 1936. Fue jefe  de la Comunión Tradicionalista  en 1936. Funda también  en su localidad de ejercicio la Asociación Local de Padres de Familia y la Unión Agraria, asociaciones derechistas en pro de la defensa del «agro, religión, patria, familia, orden, trabajo y propiedad». Al estallar la sublevación militar franquista fue perseguido y depurado, viéndose obligado a pasar a zona Nacional  bajo el peligro de ser ejecutado por las milicias libertarias. Durante la contienda le fueron incautadas varias fincas agrícolas  por “desafecto”.En el Colegio de Médicos consta que pasa la Guerra como “desaparecido”. Finalizada la contienda, es nombrado por las autoridades franquistas  concejal del Ayuntamiento de Berja cargo al que renunció al ser destinado como médico de Padul (Granada).Vuelto a Berja,  murió en 1962.


  
V. EL SIGLO XX


Rodolfo SORIANO GONZÁLEZ (1900-1964)

 
Nace en Cuevas de Vera el 26 de octubre de 1900. En 1914  estudiaba bachiller en el Colegio de los Jesuitas  Orihuela. Termina la carrera el 28 de Mayo de 1926.Reside en Vera donde es elegido concejal durante la república por el Partido Socialista Obrero Español. Un empleado agrícola suyo en una finca, terminaba las notas dirigidas a Don Adolfo con el saludo”¡Salud y República!!”Junto a cinco médicos más es encargado de incautar el  Colegio de Médicos de Almería en Julio de 1936 cuando se  produce un proceso de desaparición del estado tanto en la capital como en la provincia
Al acabar la contienda es condenado a cadena perpetua. (Hay fotos y relación del proceso en Axarquía, XIII) Solo permanece cuatro años en la cárcel
El 12 de agosto de 1944 y a instancias de la orden del
ministerio de Trabajo de Girón de Mayo  1944 que obliga a los médicos titulares a adscribirse obligatoriamente al Seguro de enfermedad. En 28 de Agosto de 1944 ingresa en el Seguro de enfermedad  como médico de zona en Pozo Alcón donde reside después dela Guerra. En este tiempo estaba casado y tenía tres hijos.
El cinco de febrero de 1945, resuelve el expediente de depuración condenando una inhabilitación a perpetuidad para ocupar cargos directivos o de confianza en entidades u organizaciones de carácter profesional durante diez años en toda España y a perpetuidad en la provincia de Almería. Ya a tres años de inhabilitación para ejercer  la medicina en nuestra provincia.
Muere tras larga y penosa enfermedad en Vera en 1964

ARÁEZ PACHECO, Rafael. Valencia de Alcántara (Cáceres) ,10-VIII-1882-Almería, 14-V-1975.Médico oftalmólogo
  Licenciado en Madrid en 1905. Se doctoró en la Facultad de Medicina de la Universidad Central. Alumno interno del Hospital de la Princesa. Cursó la especialidad en el Instituto Oftálmico Nacional. Diplomado en Oftalmología por la Facultad de Medicina de París. Colegiado en 1907,  abre en Almería consulta de enfermedades de los ojos. Médico del Hospital Provincial desde 1905 a 1927, tenía consulta de 10 a 12, y para los pobres todos los días de 8 a 10. En 1928 ocupa el cargo de vicepresidente colegio de Médicos de Almería y asiste al congreso nacional de tuberculosis que   se celebró en Zaragoza los días 2 al 6 de octubre  de 1908.En este congreso fue acompañado por otros  dos médicos almerienses: León Palacios Carreño y Manuel Marín Amat, un farmacéutico y un sacerdote. Fue el oculista de las clases altas de Almería. En 1928 esta entre los médicos que más ganan con una contribución anual de 425 pesetas. Fue secretario del Colegio de médicos entre 1919 y 1921. Decano del Hospital Provincial. Afiliado a Acción Popular el 21-12 1931.  Durante la Guerra  Civil Española permanece en Almería y asiste a la Junta General de la APMA de 10 de septiembre de 1938. Tras la Guerra fue depurado sin cargos el 8 de febrero de 1942. Condecorado con la Cruz de Beneficencia de primera Clase, la Medalla de plata al Mérito en el Trabajo  y la  Medalla de plata de la Cruz Roja de Prusia. En 1974 el Ayuntamiento de Almería lo declara hijo adoptivo y le dedica una calle.(Foto en DBA)BIBLI: TAPIA GARRIDO, José A.: Almería hombre a hombre. Almería, Edita Caja de Ahorros.,  1979.


ARTES GUIRADO, Domingo. Tabernas (Almería) ,1903-Almería, 11-VIII-1970.Cirujano taurino.
 Estudió Medicina en Granada, especializándose en Cirugía como Ayudante del Doctor Catalina de Madrid. Médico por oposición de la Casa de Socorro de Almería. Especialista del Aparato Digestivo. En 1935  abre un  prestigioso sanatorio  quirúrgico privado en la calle Murcia, que luego traslada a la Rambla. Pasa la Guerra en la capital. En 1938 era tesorero-contador de la Agrupación Profesional de Médicos de Almería. Médico y cirujano de la Plaza de toros de Almería desde 1942 a 1970.Fue gran aficionado y hasta empresario taurino. Por su carácter jovial y amable trato fue una  figura popularísima y muy querida en la Almería de la posguerra y años posteriores. Médico de toreros, «era un artista manejando el bisturí». Autor de varios artículos de revistas médicas y taurinas.
(Foto en DBA)
BIBL: GUARDIA RODRÍGUEZ, M: Historia de la plaza de toros de Almería, 1888-1998.Almería, Edita Ayuntamiento de Almería, 1988...
                                                                                               

CASTILLO MANZANO, Cristóbal. Albondón (Granada) ,13-VIII-1909-Almería, 29-IV-1998.Cirujano.

 Licenciado en Medicina por la universidad de Granada.
 Especialista en Traumatología y Cirugía General.
 Destinado como médico de la sala de Cirugía General en el Hospital Militar de  Granada como ayudante del equipo quirúrgico móvil hasta 1940.Este mismo año, se hace cargo de la jefatura de la Clínica de Cirugía y del servicio del Hospital Militar de Almería hasta su clausura en 1950. Médico de a Seguridad Social,  del Instituto Social de la Marina y en la Residencia “18 de Julio” de Almería.
Fundador y gestor de la Clínica privada Virgen del Mar hasta su jubilación...
 Baja  en el Colegio de Médicos de Almería el 29- 4 –1998

BIBLI: MARÍN MARTÍNEZ, P: El Colegio de médicos de Almería en su centenario (1901-2001).Almería. Edita el Colegio de Médicos, 2001.

                                                                       
CORDERO SOROA, José María, Almería, 31-VIII-1880-30-VI-1966.Médico oftalmólogo y presidente del Colegio de Médicos de Almería

      Hijo y nieto de médicos almerienses. Su padre  Francisco Cordero Meca (1849-1930)   y su abuelo don Francisco Cordero Cano (1814-1883) eran  médicos, al igual que su hermano Antonio Cordero Soroa.
      Bachiller en el Instituto de Almería se  graduó  el 5 de junio de 1895 con la calificación de sobresaliente. Estudió Medicina en Granada siendo alumno interno del Hospital Clínico y terminando la carrera en 1901, con  veinte años. Este mismo año se colegió en Almería.
      Durante su periodo  de estudiante fundó la revista Gaceta Médica Escolar donde publicó entre otros un artículo sobre la “raquiacocainización” de diez enfermos del Hospital Provincial, cuando aún no estaba consolidada ésta técnica Éste artículo tuvo una amplia repercusión en la prensa nacional y extranjera. Hizo la especialidad en el servicio de Oftalmología del Doctor García-Duarte de la Facultad de Medicina de  Granada.
     En 1921 era médico de número del Hospital Provincial de Almería. En 1925 era Médico de la Casa de Socorro municipal donde atendía las consultas antitracomatosas. Médico titular e inspector municipal de Sanidad de la ciudad de Almería. Durante cuarenta años, ocupa una de las jefaturas de Medicina Interna del Hospital Provincial. En plena Guerra Civil, el  2 de septiembre de 1938 asiste a la primera Junta General extraordinaria como asociado de la Agrupación Profesional de Médicos de Almería constituida el 22 de julio de 1938.
 Fue Decano de la Beneficencia provincial desde 1939, oculista de la Compañía de Ferrocarriles Andaluces y miembro de la Sociedad de Oftalmología Hispano-americana.
      Fue nombrado por  el Gobernador Civil en 1940, Presidente del  colegio de Médicos cargo que ostenta hasta 1945.Durante este periodo intervino activamente en la depuración colegial promovida en lo primeros años del franquismo
      Era aficionado a la filatelia.  Publicó varios trabajos en Archivos Hispanoamericanos de Oftalmología y sobre “Profilaxis del Tracoma” presentó una comunicación en la XIII Asamblea de la Sociedad Oftalmológica Hispanoamericana.
      Condecorado con la Cruz Blanca del mérito militar por su trabajo atendiendo heridos de Guerra de África en el Hospital Provincial, entre 1920 y 1921.

OBRAS DE ~:“Concepto actual de la sífilis” .El Siglo Médico, LXXXIII, 12-I-1929, nº 3918:219-227.

BIBLI: MARÍN MARTÍNEZ, P.: El Colegio de médicos de Almería en su centenario (1901-2001).Almería.  Edita el Colegio de Médicos,  2001.
                     
                                                                                                               
GUIRAO GEA, Miguel. Vélez Rubio (Almería), 7-VII-1886-Granada, 4-XII-1977. Catedrático de Anatomía, escritor, historiador  y arqueólogo. (Foto en DBA.Y más datos)
      Hijo de médico rural estudió bachillerato en el Instituto de Almería y  medicina en Granada. Alumno interno de la Facultad de Medicina y premio Ovelar de la misma en 1908 junto a Adelardo Mora Guarnido. Licenciado en 1911 con premio extraordinario, en octubre de este mismo año, a los veinticinco años de edad, ingresa en la Academia Médico Militar. Médico 2º en 1912 y médico 1º en 1913. En 1913 es destinado al norte de África, hasta 1916.Condecorado por méritos de guerra con la Medalla de Ciudad Rodrigo obtuvo además tres cruces rojas del Mérito Militar  de primera clase y otra pensionada.
      En enero de 1918 gana la cátedra de Anatomía de la Universidad de Sevilla y en junio del mismo año la Cátedra de Anatomía Descriptiva y Embriología de la Universidad de Granada. Vocal de tribunales en varias oposiciones a cátedras
      Del nueve de noviembre de  1929 a veintinueve de marzo de 1930  fue vicerrector de la Universidad de Granada. En 1924 fue presidente del colegio de Médicos de Granada y desde el 23 de marzo de 1922 académico numerario de la Real Academia de Medicina.
      En diciembre de 1936 tras el estallido de la guerra civil y estando Granada en manos de las tropas nacionales y por la «esclerótica situación por la que atravesaba el ayuntamiento»  se aconseja la renovación de la gestora Municipal dando a entrada a elementos civiles, quienes  se emplearían en buscar soluciones a corto plazo. Siendo alcalde Miguel del Campo Robles, ocupa  la Delegación de Beneficencia y Sanidad de la corporación...
      Decano de la Facultad de Medicina   de Granada  del veinte de junio de 1940 al nueve de noviembre de 1951, en 1944 era fiscal Provincial de la Vivienda y desde 1940 socio de honor del Instituto Italiano de Cultura. En 1946 presidente delegado de Pax Romana. Siendo decano de Beneficencia, inaugura en 1944 la   facultad de Medicina de Granada  actual En 1956 era Director del Instituto Federico Olóriz. En 1967 vicepresidente del Consejo de las Cajas de Ahorros. Varias veces concejal del Ayuntamiento de Granada durante la dictadura.
     Formó parte del comité redactor de la Revista Actualidad Médica Granadina junto con otros eminentes colegas y catedráticos de Granada. En ésta revista colabora de 1918 a 1953 con  cuarenta  y siete artículos. Sobre su especialidad, en Gaceta Médica del Sur escribe ente 1910 y 1918 dieciocho artículos. En otras prestigiosas revistas escribe numerosos artículos sobre prehistoria de la comarca velezana.

OBRAS DE~: Disección reglada de las vísceras del abdomen. Salvat, 1942; La Facultad de Medicina de Granada a través de los tiempos. Granada, 1950; Técnica Anatómica. Guía par la macrotecnia orgánica. Ed. Científico Médica, 1953; Datos biográficos de Don Federico Olóriz Aguilera, Granada, Imprenta del Sagrado Corazón, 1954 La Medicina en Granada desde su Reconquista hasta nuestros días. Centros hospitalarios y Facultades de Medicina Granada, Universidad, 1976;  Retratos humanos de mi pueblo. Vélez Rubio, Edit. Revista Velezana, 1998. Nervio depresor: contribución al estudio de su anatomía .Tesis doctoral. Universidad Central (Ined.)

LÓPEZ RODRÍGUEZ, Cristóbal,  Alhama de Almería (Almería), 4-VIII-1899-Almería, 1973. Médico militar.

      Bachiller en el Instituto de Almería. Licenciado en la Facultad de Medicina de Granada con el premio extraordinario de la licenciatura, en 1923, este mismo año ingresa con el número uno  en el Cuerpo de Sanidad militar. Con la VI bandera de la legión interviene en la Guerra de África. Se colegió en Almería en 1930, donde viene destinado como capitán médico y médico de la Casa de Socorro Municipal
      Durante los primeros días  al inicio de la Guerra Civil en Almería, ostentaba el grado de Capitán e  intervino en unas acciones a favor del la sublevación militar que resultó fallida. El teniente coronel Huerta Topete, gobernador militar de la plaza de Almería prepara  el estado de Guerra en la capital,  a las 4 de la madrugada del día 21 de Julio de 1936  recabando ayuda de algunos militares y de civiles partidarios de la sublevación. «Ante la inminente sublevación, el capitán médico Cristóbal López Rodríguez envió a un soldado con la misión de contactar con los falangistas. Algunos esperaban ansiosos los acontecimientos en la casa numero 26 del Parque Nicolás Salmerón. Sin embargo aquella noche muy pocos pudieron ser localizados para unirse a los militares».Durante la Guerra ostenta el cargo de Director del Hospital Militar instalado en el colegio de las Adoratrices. En marzo de 1938 es desposeído de su cargo y encarcelado por colaboracionista del bando nacional, durante los últimos meses de la Guerra.
      Especialista en Medicina interna y en Cardiología. Fue Presidente del Ilustre Colegio Oficial de médicos de Almería entre 1946 y 1950.En 1957 es destinado como coronel médico a Canarias y África Occidental, participando en la campaña de Ifni. En 1962 es promovido para General de Sanidad siendo destinado para ocupar la Jefatura de Sanidad de la IV Región Militar en Barcelona pasando después la de Sevilla de donde pasó voluntariamente a la reserva. Llegó a  alcanzar el grado de General de Sanidad en la posguerra, siendo condecorado con numerosas cruces y nombrado  miembro de varias academias: Sevilla, Granada y Tenerife. Cruz  de la Orden Civil de Sanidad, Gran Cruz de la Orden de San Hermenegildo, Cruz de María Cristina, medalla de la Campaña de África y  Cruz del Mérito Militar con distintivo Blanco. Hijo predilecto de Alhama de Almería y hermano mayor de la Real e Ilustre Hermandad de la Virgen del Mar de Almería.
      Escribió numerosos artículos en periódicos y revistas



MARTÍNEZ LIMONES, Juan Antonio,  Almería, 31-VII-1884-7-X-1963.Médico de fama y presidente del Colegio de Médicos de Almería.

Su tío y padrino Antonio Limones Jiménez, era médico. Tuvo varios hijos médicos,
Estudió bachillerato en el Instituto de Almería y  medicina en la facultad de Granada, donde en 1906 es nombrado alumno interno. Hace prácticas en el Hospital de San Juan de Dios de Granada con el Doctor Ruiz-Morón quien con posterioridad sería su suegro. Licenciado en 1907 se colegia en Almería en 1911. Se diplomó en clínica urológica y sifilográfica en los hospitales de la Princesa y de San Juan de Dios de Madrid. Fue jefe de la Beneficencia Municipal de Almería, del Hospital Municipal desde 1910, director de la lucha antivenérea y jefe de epidemiología del Instituto Provincial de Sanidad desde los años treinta a los cincuenta. Desde 1921 es Inspector Municipal de sanidad en la capital almeriense y elabora un proyecto de reorganización de los servicios de Beneficencia para entregar al señor alcalde de Almería. De 1924 a 1927 es vocal del colegio de médicos siendo nombrado presidente del mismo en 1927, cargo que ocupa hasta 1933.En 1928 es subdelegado de Sanidad y Médico titular. En 1929 se le concede el ingreso en la Orden Civil de Beneficencia por su actuación como médico epidemiólogo de la Brigada Provincial. En 1930 se le concede la Cruz de Beneficencia por los servicios prestados en la epidemia de tifus ocurrida en Garrucha. En 1930 se doctora con la tesis: “Nuevos tratamientos de la Sífilis, experiencia con el neosalvarsán”
     Intervino en la lucha contra la gripe de 1918 y en la posguerra combate el tifus exantemático y la lepra.
     En las elecciones municipales de abril de 1931 es elegido concejal del Ayuntamiento de Almería formando parte de la candidatura del Partido Liberal Democrático. Durante la Guerra Civil y en la posguerra fue médico de varios hospitales de infecciosos. Cuando se implantó el Seguro Obligatorio  de enfermedad en 1944, ocupa la plaza de Dermatología. 
     Académico de la Real Academia de Medicina de Granada y de la Real Academia Española de Dermatología y Sifilografía. Ideológicamente era un hombre liberal representando en Almería el pensamiento del doctor Marañón.
      Obtuvo numerosas condecoraciones como la Medalla de oro de la Cruz Roja española, Encomienda de la Orden Civil de Sanidad y Cruz de Beneficencia. Desde 1910 escribió en la prensa local, numerosos artículos  sobre sífilis y sanidad provincial.

BIBLI: MARÍN MARTÍNEZ, P: El Colegio de médicos de Almería en su centenario (1901-2001).Almería. Edita Colegio de Médicos., 2001; PÉREZ MONTOYA, Manuel.: Las derechas almerienses durante la II República. El primer bienio (1931-1933) Almería. IEA, 1991.
                                                                              
MEZQUITA LÓPEZ; Manuel. Salamanca, 16 –IX-1908-Madrid, 20 –IX-1988.Médico y epidemiólogo.

      Estudió medicina en Madrid y se especializó en la Escuela Nacional de Sanidad. Sacó oposiciones de médico de sanidad nacional en 1934. Militó en el PSOE de entonces.    Durante la guerra civil estuvo ejerciendo de sanitario en la zona republicana, en Baza. Como represalia en la posguerra perdió el escalafón que tenía. En la posguerra trabajó en Málaga, atendiendo las epidemias de tifus exantemático. No perdió su pertenencia al cuerpo nacional de sanidad. Pasó a la Dirección del centro secundario de Higiene de Sanlúcar  de Barrameda.  En junio de 1952 ocupó  la Jefatura Provincial de Almería  donde permaneció hasta  el 11 de junio de 1964.Se trasladó después  a Madrid a la Dirección General de Sanidad como jefe de la sección de Epidemiología y Sanidad Ambiental. Existían cinco secciones dependientes de la Subdirección General de Medicina Preventiva y Asistencial.
En 1972 era Jefe de la sección de Epidemiología de la Dirección General de sanidad y del Servicio de Medicina Preventiva de la Residencia Primero de octubre de Madrid. Se jubiló con los dos cargos. Se le concedió la Gran Cruz Civil de Sanidad. .

OBRAS DE ~: Dos años de labor en la Jefatura Provincial de Sanidad de Almería. Almería, Imprenta Granada, 1955; “Epidemiología de la poliomielitis en Andalucía”.Con Valenciano Clavel, L.Pérez Gallardo, F.y Gabriel y Galán, J. Rev. Sanid Hig Pública, Madrid. 1952 Noviembre-Diciembre; 26(11-12); “Datos obtenidos en el estudio médico de la población estudiantil de Almería “con  Soriano Romera, J.y Martínez del Pino, M. Rev. Sanid Hig Pública, Madrid. 1955, Enero-Febrero; 29(1-2):5-22; “La campaña contra  el tracoma en la provincia de Almería”Rev Sanid Hig Publica, .Madrid, 1955 Sep-Oct; 29(9-10):481-512; “Contribución al estudio y organización de la lucha antitracomatosa en Italia., Yugoslavia, Grecia y Egipto” Rev. Sanid. Hig Pública, Madrid. 1957 Junio-Agosto; 31(6-8):377-92; “Fiebre tifoidea en España” Rev. Sanid Hig Publica, Madrid, 1968, Mar-Abril; 42(3):171-6; “Campaña del examen médico a los manipuladores de alimentos”Rev Sanid Hig Publica, Madrid, 1965, Abril-Junio; 39(4):277-90; “El problema socio-sanitario del tracoma” Rev. Sanid Hig Publica Madrid, 1968, Mayo-Junio; 42(5):275-90; “Virología y epidemiología de la poliomielitis en España durante los años 1964-68”, Rev. Sanid Hig Pública, Madrid. 1969 Julio-Agosto; 43(7):517-64; “La adaptación de medidas de control de cólera al medio rural español”Rev Sanid Hig Publica, Madrid, 1971 Diciembre; 45(12):1221-33; “Epidemiología del cólera en las áreas recientemente invadidas”. Rev  Sanid  Hig Publica, Madrid. 1971 Diciembre; 45(12):1173-82.  ”Epidemiología  de la brucelosis humana en España”, Rev. Sanid Hig Publica, (Madrid. 1971 Abril; 45(4):335-59; “Fiebre reumática en España” con Gimeno de Sande, A y Gómez Pomar, Rev. Sanid. Hig. Pública, Madrid, 1972, agosto; 46(8):715-42; “Aspectos del tratamiento de la brucelosis humana en España”Rev.Sanid.Hig.Publica, Madrid, 1978.Enero-Febrero; 52(1-2):147-9.; Contribución al estudio de la pleocariocitosis (Tesis doctoral inédita)

BIBLI: MARÍN MARTÍNEZ; Porfirio: El Preventorio Infantil del niño Jesús (Almería 1945-1965). Almería. IEA.1990


NIETO CAICEDO, Miguel. Cuevas de Almanzora (Almería) ,1908- 1999.Médico.

      Licenciado en la Universidad de Valencia en 1934.Se formó en Tisiología y en Cirugía en el Hospital Clínico de Barcelona con J.Cuatrecasas y L. Sayé. Al comenzar la Guerra civil era médico del crucero “Méndez Núñez” que se encontraba fondeado en la capital de la Guinea española, Santa Isabel. Durante la Guerra Civil Española formó parte del equipo quirúrgico de la Base Naval de Cartagena. También fue médico del acorazado Jaime I, barco que impide la sublevación de la capital almeriense a favor de Franco. Luego estuvo destinado a la subsecretaría de Marina de Barcelona. En 1939, tras la contienda pasa a Francia y de allí a Venezuela donde trabajó en la lucha antipalúdica en la estación de Pampán, estado de Trujillo. En Trujillo la campaña la dirigen los doctores Salvador J. Carrillo, Miguel Nieto Caicedo y Carlos Balestrini Entre  1942 y 1962 publicó importantes estadísticas y experiencias sobre diversos fármacos antipalúdicos y los primeros resultados de las campañas sobre los mosquitos realizadas con DDT. La fumigación y el uso de mosquiteros o toldillos disminuyeron los casos de malaria y tripanosomiasis
      Durante cuatro años fue consultor de la Organización mundial de la Salud en la lucha antimalárica de Colombia...

OBRAS DE ~: “Historia de los viajes del Almirante Don Cristóbal Colón en sus relaciones con los médicos y la medicina”; Trabajos de la Cátedra de Historia Crítica de la Medicina; VI: 495-503; Madrid, 1935; Hydroxychloroquine in the treatment of malaria. .Am J Trop Med Hyg. 1956 Jul;5(4):681-5;[Epidemiological basis for the Public Health-Social Welfare Supply Department.]Rev Sanid Asist Soc. 1962 Mar;27: 19-34; Venezuelan experiences with antimalarial drugs of the 4-aminoquinoline series.]Rev Sanid Asist Soc. 1951 May-Aug; 16 (3-4):317-441


PÉREZ CANO Eduardo, Almería, 1874-8-VII-1938.Médico Presidente del Colegio de Médicos de Almería

     Hijo de Eduardo Pérez Ibáñez, también afamado médico de finales del siglo XIX y principios del XX. Bachiller del Instituto de Almería. Estudió en la Facultad de Medicina de Cádiz licenciándose en 1898. El título de licenciado le fue expedido en 19 de diciembre de 1900.Doctorado en el Hospital de San Carlos de Madrid en  1902 con la tesis “Enfermedades infecciosas en la infancia por carencias vitamínicas”. Lee otra tesis doctoral en Cádiz en 1909 con el título de “Sífilis en la Infancia
      Se especializó en tocogienecología .de la mano de su padre Pérez Ibáñez. También desarrollo las técnicas de laboratorio de de bacteriología realizando amplios estudios sobre el cólera y sobre la vacuna antirrábica.
      Médico del Hospital Provincial de Almería en 1929 en la sección de tocogienecología.
      Decano de la Beneficencia Provincial y director de la Casa de Socorro municipal. Medico titular, médico de la Renfe y médico de la Plaza de toros. En 1925 figura como Subdelegado de medicina por el distrito de la audiencia, vicepresidente de la Junta Provincial de Sanidad y presidente de la Cruz Roja de Almería.
      El 20 de Mayo de 1931, se constituye el Almería capital el partido derechista Centro Constitucional. En el transcurso del acto de constitución del partido se creó un comité de 27 miembros de donde saldría la comisión de Acción Política del partido y el Secretario General. El Doctor Eduardo Pérez  Cano, formó parte tanto del primer comité como de la comisión Acción Política junto a otros sanitarios almerienses: Ramón Durbán Orozco, Juan J. Vivas Pérez, Fausto Lagasca Rull, el  7 de enero de 1931.  
       El 14 de junio de 1931, para las elecciones a Cortes Constituyentes convocadas para el 28 de Junio de 1931, las clases sanitarias  través del Colegio de Médicos propusieron una candidatura sanitaria con los doctores Pérez Cano, García Algarra, López Prior y Oliveros Ruiz.
        Encarcelado por sus ideas derechistas, murió  durante la Guerra, en 1938 a consecuencia de  los malos tratos recibidos en la cárcel del Ingenio de Almería.
        Fue fundador de la cofradía del Santo Sepulcro. Condecorado con la cruz blanca del mérito militar de primera clase.

OBRAS DE ~: “Indicaciones quirúrgicas en el tratamiento del cáncer mamario”.En Actualidad Médica  Granadina. Año V.nº 60-dic.1929; “El medio ambiente trasmite las enfermedades”.Boletin Oficial del Colegio de médicos de la Provincia de Almería, Año VII, mes de Agosto de 1907.;”El tifus exantemático en Almería”.Boletin del Colegio Oficial de Médicos de la Provincia de Almería, año I, 2ª época, nª2: Mayo de 1920.

                       

PALANCA LA-CHICA, Carlos   Granada, 28-XI-1903-Almería 19-VII-1977.Tisiólogo y presidente del Ilustre Colegio Oficial  de Médicos de Almería

       Hijo de Carlos Palanca y Martínez –Fortún,  que fuera gobernador Civil en Almería durante la dictadura de Primo de Rivera. Era sobrino de José Alberto Palanca y Martínez -Fortún  en los años de  entonces director General de Sanidad. y catedrático de Higiene en varias facultades de Medicina. Su padre era militar lo que le obligó en su infancia y juventud a vivir en varias ciudades cambiando de residencia varias veces.
      Estudió Medicina en  Granada y Madrid  donde terminó en 1928. Fue alumno interno en la cátedra de oftalmología de Granada Terminada  la carrera  efectuó estudios de postgrado en la Escuela Nacional de Medicina y Cirugía Torácica y en el Instituto de Higiene Alfonso XIII. Tras esto, es nombrado  director interino en el Sanatorio-Enfermería de Levanza (León) y consiguió una beca para ampliar estudios en el Instituto Carlo Forlanini de Roma. Tras acabar la carrera ejerce en los pueblos almerienses de Maria, Garrucha y Pechina, pasando después a Almería capital en 1930.
      Afiliado a Acción Popular el 23 de Octubre de 1934, en los últimos meses de 1935 tras la propuesta del gobierno republicano de instaurar el Seguro de enfermedad  y considerarse éste una amenaza para los intereses de la clase médica, forma parte de una   comisión para el estudio de encuestas y circulares relativas al tema.
      El 14 y 15 de Febrero de 1936, se renuevan cargos de la Junta directiva Colegio, siendo nombrado vicepresidente y destituido al ser incautado el Colegio durante la Guerra Civil, periodo en que fue teniente médico de Sanidad Municipal Roja.
      En 24 de noviembre de  1936, en plena Guerra Civil  se celebra una junta General del colegio para la renovación parcial de misma y asiste junto a  treinta y seis colegiados más, casi todos de la capital.
      Figura entre los 28 médicos de la capital relacionados para someter a expediente colegial  en 1940 siendo fue depurado sin expediente alguno y  reincorporado sin ninguna amonestación ni sanción
      En 1940  ingresa por oposición en el Patronato Nacional antituberculoso y en 1941 por  encargo del Gobernador Civil dirige la puesta en funcionamiento del Dispensario Central antituberculoso de Almería del que fue Director hasta su jubilación.
      En 1945 pone en marcha el Preventorio Infantil del Niño Jesús.
      Fue especialista en Pulmón y Corazón obteniendo gran fama como médico.
     Sin haber nacido en Almería su vida estuvo siempre vinculada a la ciudad a la que siempre llamaba «mi segunda patria chica a la que quiero tanto» o «bendita tierra»    Fue teniente de alcalde del Ayuntamiento, diputado provincial y consejero  provincial del Movimiento. Miembro de la Academia de medicina de Granada, miembro de la American College of  Physician y miembro de la Academia de San Fernando.
      Condecoraciones: Encomienda con placa de la Orden Civil de Sanidad en 1956 y medalla de plata al mérito colegial en 1971.
      Veinte años presidente del colegio desde 1956 a 1975 ha sido el presidente que más años ha ocupado la presidencia del colegio de Almería. Jubilado en 1973, causa baja  como colegiado el 19-7-1977

OBRAS DE ~: Algunas consideraciones sobre la patogenia de la hemoptisis”.Jueves Médico. Casa de Socorro- Almería, curso 1945-46.pp. 166-186; “El Colegio Médico de Almería a Don Miguel Guirao”-Actualidad Médica Granadina; XXXIV, 397; 24-27; Granada, 1958

                                                                     





TORRES LÓPEZ, Antonio J. Vera (Almería), 26-XI-1896-Granada 30–VI-1959.Médico, catedrático, escritor y publicista.

      Nació en Vera donde su padre era procurador de los tribunales. Estudió las primeras letras en el Colegio de las Hermanas de Caridad con la venerable Sor Inés en Vera y el bachillerato en esta misma ciudad   en el colegio “Santo Tomás de Aquino” del sacerdote don Alfredo Armunia, examinándose como alumno libre en el instituto de segunda enseñanza  de Almería. Obtuvo el grado de Bachiller en 1912.De 1913 a 1919 estudió Medicina en la Facultad de Medicina de Granada, licenciándose  en junio de 1919.Obtiene el grado de doctor en noviembre de 1919 siendo alumno interno numerario en la sección de Clínica Médica. De 1919 a 1926 fue ayudante de clases de la cátedra de Patología Médica. Desde  1926 hasta su muerte fue sucesivamente profesor auxiliar mediante oposición y catedrático de Dermatología, Patología y Pediatría.
      En 1927 fue miembro fundador de la Sociedad española de Neuropsiquiatría y de la Liga Española de Higiene Mental
      El veintinueve de enero de 1939 ingresó en la Real Academia de Medicina de la que fue Secretario General. Desde 1943 fue secretario de la Facultad de Medicina. Fundó y dirigió la revista Actualidad médica Granadina órgano de expresión de  la brillante generación de sabios médicos de la Granada de la posguerra. Secretario perpetuo de la Asociación de Antiguos alumnos de la universidad de Granada
      En 1956 interviene en el homenaje a Pareja Yébenes en Granada y en su discurso  alude la pensamiento de Hipócrates del que era un enamorado. De Pareja fue médico y amigo
      Como médico privado trató durante el ejercicio de su profesión a más de veinte mil enfermos. Fue uno de los  más destacados escritores médicos contemporáneos. Verdadero doctor en humanidades, colaboró en las más prestigiosas  publicaciones médicas de su tiempo, como: Gaceta Médica Catalana La Medicina Ibera, Actualidad médica granadina
España Médica, Archivo español de enfermedades del aparato digestivo y de la Nutrición, Revista de Medicina y Cirugía Practicas, Policlínica Sevillana  o Anales de la Facultad de Medicina de Granada.

OBRAS DE ~: Una exacerbación epidémica de la endemia de disentería tropical en el valle de Lecrín  (Granada).Nota previa. Madrid, Estudio Tipográfico Tordesillas, 1919; El tratamiento de la disentería amebiana  por el yoduro de bismuto y emetina. Madrid. Est. Tipográfico Nieto y Compañía, 1920; Observaciones y estudios sobre la disentería tropical en España. (Tesis doctoral) Granada Tip. Lit. Paulino V. Traveset, 1924;  “Caso de kala-azar infantil en Almería”. Actualidad Médica, 1925, 2,97-101. “Otro caso de kala-azar en la provincia de Almería”. Prog. Clin., 1925, 30, pp. 494-501; “Sobre la clasificación  de las enfermedades mentales” (con Vallejo Nájera), La Medicina Ibera. Revista semanal de Medicina y Cirugía. Madrid 1930; "El Colegio Médico de Granada",Actualidad Médica, Nov.1932; “D. Eduardo García Sola”, Actualidad Médica, 1959, 35,811-820.


VILLAESPESA QUINTANA, Antonio. Almería-3 II-1903-19-I-1974
Médico célebre en Almería durante la segunda mitad  del siglo XX.

     Era primo hermano del  poeta almeriense Francisco Villaespesa al que trató también como médico. El poeta le  llamaba cariñosamente en las dedicatorias que le hacía «mi primo, mi médico…».
     Bachillerato en el Instituto de Almería. Estudió Medicina  en Granada. En ésta  facultad fue ayudante de clases prácticas de patología médica en la cátedra de  don Fernando Escobar Manzano. Obtuvo la especialidad de Medicina Interna y dentro de ella en aparato digestivo.
     Fue en principio médico de guardia de la casa de Socorro Municipal de Almería y posteriormente Jefe de Servicio de Medicina Interna del Hospital Provincial  por oposición. Colegiado el 27 de abril de 1927, en 1928 era bibliotecario del colegio de Médicos y en 1929 Médico de la Beneficencia Provincial de Almería.
     El 28 de Octubre de 1929 asiste a la  II Asamblea de la Asociación de Antiguos Alumnos de la Facultad de Medicina de Granada. En el 28 de enero de 1934, la asamblea almeriense de Acción Popular (partido de derechas) elige el comité ejecutivo del que forma parte como vocal. El 9 de diciembre de 1934, la asamblea de Acción Popular de la capital almeriense designa un nuevo comité ejecutivo en el que también figura como vocal. Este comité de Acción Popular fue reelegido en diciembre de 1935.Ya durante la Guerra Civil, en 1936 (24 de noviembre) está en Almería, donde  se celebra una junta General del colegio para la renovación parcial de La Junta a la que asiste junto a: Langle Rubio secretario, Palanca vicepresidente, Soriano Romera, tesorero, Arigo Jiménez vocal por el Distrito de la audiencia y  junto a  treinta y seis colegiados más, casi todos de la capital.  Entre ellos estaba Martínez Limones que fue presidente y García Algarra, presidente saliente. En el año 1938 estaba preso por los rojos en la cárcel del ingenio por haber actuado  a  favor del Socorro Blanco y por declararse desafecto al régimen republicano Tras ser  encarcelado, se escapó  y tuvo que huir a Murcia donde permaneció escondido  durante los últimos meses de la contienda. Durante la guerra fue separado de sus cargos públicos.
   Al terminar la guerra y constituido el colegio de médicos el 3 de abril de 1939 es nombrado  presidente del mismo. Duró en el cargo solo unos meses, durante los cuales consigue que a los médicos incautados se les devuelvan sus bienes y sus instrumentales. Depurado sin cargos  el 3 de abril de  1943, ya en la posguerra le fue concedida la Cruz del mérito militar y fue nombrado miembro de la Real Academia de Medicina de Granada. Era considerado por todos los médicos almerienses como un gran maestro que había enseñado a ejercer en Almería a muchos médicos con una medicina de alto nivel científico. Por eso el colegio se le ofrece una cena homenaje en 1973.

OBRAS DE ~: Aportaciones epidemiológicas clínicas y terapéuticas derivadas de un brote epidémico meningocócico. Almería, 1945 “Resultados  de la terapia con   hydrazida en  la meningitis tuberculosa”. Revista Clínica Española, 1953, Julio 15-31(1-2); 60-1(con Garrido Peralta; M);”Hemorragia masiva debido a la úlcera péptica.” Medicamenta, Madrid, Junio 10,9(201):412-4(Con Garrido Peralta)
  
LÓPEZ JIMÉNEZ Adolfo ( Cantoria, 1927-2009)
Médico Titular de Cantoria.
Ejemplo de médico rural, preocupado por el diagnóstico certero y el tratamiento adecuado solo con la anamnesis y la exploración clínicas. Escribió varios artículos de Medicina en la revista”Clínica Rural”
Dos testimonios sobre él (de su esposa y de su sobrino) ilustran la vida de este excelente compañero al que yo al menos, apreciaba mucho.con el permiso de esposa trascribo su biografía

ADOLFO LÓPEZ GIMÉNEZ. UNAS NOTAS BIOGRÁFICAS. Por Ana María López Peregrín
Adolfo López Giménez era hijo de Juan López Cuesta, también médico de Cantoria, y de Carmen Giménez Saavedra. Nació en Cantoria en 1927. Como era un gran amante de la Historia, siempre le gustaba recordar y decir que su vida había transcurrido paralela a todas las etapas históricas que vivió la España del siglo XX. Nació siendo rey Alfonso XIII. Luego, los años de su vida atravesaron la República, la Guerra Civil, el Franquismo, y, ya con la monarquía de Juan Carlos I, la Transición y la Democracia. Contaba sus recuerdos de la República y de la Guerra. Buen conocedor de la Historia de España, y hombre inteligente, no se quedaba en la superficie de los hechos, sino que a través de lecturas y reflexiones trataba de comprender y entender las razones de unos y de otros. Entender los porqués de los acontecimientos históricos.

Al poco de terminar la Guerra, comienza su vida de estudiante en Cantoria. Asistía a la Academia que formaron don José Giles, don Luis Sáez y don Andrés, el párroco. Entre sus compañeros se encontraban personas tan entrañables y de tan grato recuerdo para nuestros paisanos como Pepe Liria, Joaquín Picazos, Diego Fiñana, Juan Marín o José Cano.

A los jóvenes que lean esto les resultará inconcebible, pero creo que es interesante recordar que ellos, como todos los estudiantes de aquellas generaciones, se preparaban aquí por libre, y luego se desplazaban hasta Lorca (en un viaje que entonces duraba varias horas) donde tenían que examinarse, de forma oral, de todas las asignaturas en una sola jornada.

Tras siete años de bachiller les esperaba lo que llamaríamos una reválida, que entonces se denominaba Examen de Estado, y que era una prueba temida por todos los estudiantes por su dureza. Lo hacían en la universidad de Murcia, y consistía en una parte escrita y otra oral en la cual entraban todos los temas estudiados en los siete años anteriores, y los examinandos eran acribillados a preguntas por un terrible tribunal… Aprobar ese examen por los pelos ya era un éxito importante. Él sacó un notable.

Comenzó su carrera de Medicina en la universidad de Granada a finales de los años cuarenta. Eran tiempos difíciles para todos. Sus padres pagaban los estudios universitarios de tres hijos: dos de ellos estudiantes de Medicina, y un tercero de Farmacia. Por ello se veían en serias dificultades económicas para poder sacar adelante las tres carreras. Durante sus estudios, Adolfo residió en pensiones baratas y tuvo que hacer permanentes equilibrios para estirar su asignación.

Contaba anécdotas referentes a ello, como la siguiente: un día paseando con unos compañeros metió sus manos en los bolsillos. Llevaba una chaqueta abierta por detrás, como se estilaba entonces, con lo cual, al hacer ese movimiento, dejó al descubierto la parte trasera del pantalón. Uno de los compañeros, que iba detrás, le tocó en el hombro y hablándole en voz baja le dijo: “Adolfo, sácate las manos de los bolsillos porque se te ven los remiendos del pantalón”…

También contaba cómo tenía que luchar contra el frío de los crudos inviernos granadinos, sin calefacción. Se metía en la cama vestido y así estudiaba y preparaba los exámenes.

Terminó la carrera de Medicina sin suspender ninguna asignatura. Cuando volvía a Cantoria, al finalizar el curso, su padre lo esperaba en la estación del ferrocarril, y sólo le preguntaba: “¿Cuántas?” Se refería al número de matrículas obtenidas ese año.

Muchos cantorianos desconocen que fue el número uno de su promoción. Desgraciadamente, su padre no tuvo la satisfacción de verlo: falleció el otoño de 1952, unos meses antes de que su hijo se licenciara… Presintiendo su muerte, como estaba viudo, don Juan dejó a su hermano Ramón el dinero suficiente para que Adolfo pudiera terminar sus estudios.

En estas circunstancias hace su servicio militar. Fue destinado a Burgos. De esa etapa solía recordar los terribles fríos que allí pasó. Al terminar la mili le dieron una plaza de médico interino en Cantoria. En el pueblo había ya dos doctores trabajando. Entonces, los ingresos procedían de las igualas y toda la gente estaba ya comprometida con los médicos establecidos.

Recuerdo con qué pena recibió la noticia de boca de Paco Cerrillo, encargado de visitar a la gente del pueblo: la ridícula cifra de los que estaban dispuestos a tenerlo a él como médico. Un vez más se cumplía el refrán: “Nadie es profeta en su tierra”.

Poco después se convocaron las oposiciones para médicos de APD (Asistencia Pública Domiciliaria). Se marchó a Madrid, a casa de su hermana Carmen, y allí estudió como siempre lo había hecho y lo haría en el futuro. Una de sus frases favoritas era: “un médico tiene la obligación y el deber de estar estudiando siempre. Hasta el final de sus días”. Frase que siempre aplicó a sí mismo con entusiasmo y disciplina: hasta días antes de morir aún se metía en su despacho a leer revistas médicas o libros que trajeran las últimas novedades, los últimos avances de la medicina.

Sacó las oposiciones con el número cinco entre tres mil médicos de toda España.

Entonces comenzó su definitiva vida profesional. Volvió a Cantoria, ahora como médico propietario. La casa familiar se había deshecho con la muerte del padre y la boda de su hermana María Joaquina. Él marchó a vivir a casa de su hermano Antonio, farmacéutico, que ya estaba casado con la maestra conquense Conchita Chirveches. Vivió allí hasta poco antes de casarnos.

Cuando empezó a trabajar, aún hizo visitas en caballería a los cortijos o zonas más alejadas. Aunque esto duró poco tiempo, porque enseguida hizo su aparición el “fenómeno motocicleta”. Se compró una Derbi y, posteriormente, una Ossa, que aún son recordadas y comentadas con simpatía por sus sobrinos. Esto facilitó sus salidas a Almanzora y Partaloa, pues este último pueblo había quedado sin médico. Ello contribuyó a mejorar su situación económica.

En aquellos tiempos no había servicios de Urgencias. De manera que estaba de guardia las 24 horas del día. Se ponía de acuerdo con el médico que ocupaba la otra plaza para turnarse, y así poder librar uno de cada dos fines de semana.

El horario era durísimo, pues se puede decir literalmente que ¡no tenía horario! Raro era el día que tras recogerse de la consulta lo dejaban comer sin que alguien llamara por alguna emergencia. A veces, en casa, sonaban al mismo tiempo la puerta principal y la de la cocina. Y, en más de una ocasión, también el teléfono lo reclamaba por partida triple y simultánea.

Lo peor eran las madrugadas. En ese tiempo, pocas noches pudo dormir sin avisos. Plena noche y toc, toc, toc… ¡Don Adolfo! Toc, toc, toc… ¡Don Adolfo!... Y don Adolfo dejaba el sueño y la cama; a veces calzaba sus zapatos sin ponerse los calcetines, y salía a la noche y al viento dispuesto a curar.

Por entonces, mediados los años sesenta, llegó al pueblo un nuevo médico, don Joaquín Pareja, y se unieron para trabajar juntos. Compraron un solar en el Paseo y levantaron, con riesgo y sacrificio, la primera clínica que hubo en Cantoria. La clínica les permitió más medios de diagnóstico, rayos X, electrocardiógrafo, amplia sala de curas… Incluso, habitaciones con camas para ingresos.

Hombre de gran vocación, enamorado de su profesión, tuvo a lo largo de su vida muchas satisfacciones personales y profesionales. Se sentía muy satisfecho de que nunca envió un enfermo a un especialista que disintiera de su diagnóstico como médico de cabecera.

También fueron numerosas las anécdotas. Alguna vez apuntó la idea de irlas recogiendo para reflejarlas en su jubilación en un libro de memorias. Pero la jubilación total nunca llegó, pues siguió manteniendo su consulta particular donde, además de a antiguos pacientes, atendía a los afiliados de las compañías de seguros de Muface. Por esta razón no se encontró en ningún momento inactivo sino que continuó estudiando para seguir ofreciendo a sus pacientes la medicina de calidad que siempre ejerció.

Una de ellas fue la siguiente: un día vinieron a llamarlo a altas horas unas personas muy asustadas porque, allá en las cuevas, a una chica le había salido, de pronto, un gran bulto entre las piernas. Subieron hasta allí, y, a la luz de un candil, pudo ver a una muchacha de unos quince o dieciséis años tumbada en la cama con las bragas puestas. Efectivamente, a través de ellas se percibía un notable abultamiento. La sorpresa del médico fue importante. Sin saber muy bien qué podría ser aquello, sacó una navaja, que le acompañaba en sus cacerías y paseos campestres, y que siempre solía llevar en el bolsillo, y rasgó el lateral de las bragas que vestía la chiquilla. ¡Cuál no sería su asombro al encontrarse, entre las piernas de la muchacha, a una criatura enroscada en posición fetal que asomaba ya casi toda la cabeza, y que a él, al pronto, le recordó a las anchoas que venían antes dentro de las aceitunas rellenas! Una vez fuera del todo la criatura y amarrado el cordón umbilical con un trozo de cuerda que había por allí, preguntó si es que no sabían que la joven estaba embarazada. ¡Nadie sabía nada!... Cuando hubo terminado su trabajo, volvió a la casa con el tiempo justo de asearse y marchar a la consulta, pero sonriendo interiormente por la forma tan peculiar que Dios le había deparado de poder ayudar a venir al mundo a una nueva criatura.

En otra ocasión, llamado de forma particular, tuvo que desplazarse a una de las cortijadas más alejadas de Cantoria. Después de atender al enfermo y hacer las curas, la mujer le preguntó

qué le debía. Él le dijo la cantidad (que era la que estipulaba el colegio médico en esos casos). La mujer, entonces, dándole pequeños y cariñosos golpes en el hombro, le decía: “¡ande ya, don Adolfo, ande ya, qué cosas tiene usted! Él le dijo: “pues mujer, haz lo que quieras”. Y se vino sin cobrar una peseta. A los dos días apareció la mujer en la casa trayendo un par de gallinas y un pequeño saco de garbanzos. Dirigiéndose al médico le dijo: “don Adolfo le traigo esto a usted, para que vea”… De manera que el médico no cobró un duro, pero en la casa, eso sí, nos hicimos un buen caldo de gallina con garbanzos.

¿Qué podré yo decir de él que no sean todo alabanzas? Fue un hombre bueno, temeroso de Dios, enamorado de su profesión, siempre absorbido por la enorme responsabilidad de su trabajo. Y esto es lo que entiendo que de su vida como médico puede interesar a nuestros paisanos.

Por último, quiero agradecer al director de la revista la ocasión que me ofrece de poner por escrito este pequeño homenaje que brindo a quien fue mi querido esposo, Adolfo López Giménez, médico de Cantoria durante más de medio siglo