AXIOMA

“Es una verdad axiomática que el constante estudio en perfecta unión con una poderosa inteligencia, es la antorcha que ilumina los difíciles y tortuosos senderos que hay que recorrer para llegar a ocupar los primeros puestos de la sociedad”

http://highhistoryofmedicine.blogspot.com/

TRABAJOS DE HISTORIA DE LA MEDICINA

Buscar este blog

jueves, 11 de febrero de 2010

REVOLUCIÓN EN LA ESPAÑA DEL SIGLO XIX : LA AVENTURADA VIDA DEL MÉDICO EZEQUIEL SÁNCHEZ MARTÍNEZ (1852-1903) “REPUBLICANO REVOLUCIONARIO” Y LIBREPENSADOR”

REVOLUCIÓN EN LA ESPAÑA DEL SIGLO XIX : LA AVENTURADA VIDA DEL MÉDICO EZEQUIEL SÁNCHEZ MARTÍNEZ (1852-1903) “REPUBLICANO REVOLUCIONARIO” Y LIBREPENSADOR


José Antonio García Ramos
De la Sociedad Española de la Medicina.
De la Asociación Española de Médicos Escritores y Artistas.



                                  EZEQUIEL SÁNCHEZ MARTÍNEZ (1850-1903)


INTRODUCCIÓN

El republicanismo español (dice Tuñón de Lara) bebió de las fuentes de la Revolución francesa y se nutria en algunas poblaciones(como Albox) durante el último tercio del siglo XIX no solo en las clases pobres, sino de la pequeña burguesía y muchos intelectuales que no pensaban demasiado en la división entre poseedores y desposeídos sino mas bien en formulaciones mas o menos utópicas y en el anticlericalismo y el librepensamiento o "doctrina que reclama para la razón individual, independencia absoluta de todo criterio sobrenatural en materia religiosa”. Un ejemplo de estos burgueses intelectuales es el personaje del que aquí tratamos (Don Ezequiel Sánchez) y su padre (Don Mateo Sánchez) cuyas vidas ilustran una manera de pensar y ver las cosas que informa sobre el papel de algunos médicos en la sociedad de la





Albox desde la rambla y el muro, en 1891



Restauración en un pueblo de una provincia española.

La participación de los médicos y otras clases burguesas en política aun cuando se hace presente en casi toda la centuria se acentúa en las décadas finales cuando los profesionales sanitarios a la vez que ascienden socialmente actúan de modo activo afiliándose a los diversos partidos y logias masónicas que van naciendo a lo largo de la segunda mitad del siglo . Esta activa participación política se traduce por ejemplo en la polémica entre dos cualificados profesionales de Albox pertenecientes a partidos contrarios que tiene lugar hacia 1881 como veremos más adelante.

Embarcándose algunos de ellos en ciertas aventuras revolucionarias, tenemos el ejemplo del doctor Don Ezequiel Sánchez Martínez uno de los colaboradores más acérrimos de Ruiz Zorrilla en sus conspiraciones republicanas contra la Restauración, el nacimiento de las “dos españas “ya está presente en el actuar político de unos profesionales(los médicos) que nunca han estado exentos como digo, de inquietudes sociales y políticas. Los españoles- y los albojenses- somos herederos de lo que entonces ocurrió. La medicina rural así como la política local aún arrastran (al menos hasta mas de mediados el siglo XX) modos y formas subterráneas de lo ocurrido entonces

UNA LEYENDA ORAL

En el Albox del último tercio del siglo XIX ejerce de médico un discutido personaje que dejó memoria tal vez más por su ciencia y habilidad profesionales, por su espíritu revolucionario y anticlerical y su acendrada militancia republicana. El en realidad condición de Don Ezequiel fue la de un polemista movido por intereses políticos y económicos afectos al caciquismo que ejercía su padre y un idealista revolucionario activista “insurreccional” contra la monarquía.

Antes de investigar documentalmente el periplo vital de Don Ezequiel corrían por Albox diversas leyendas e historias sobre su vida. Estas curiosas fábulas que parecían exageradas, me llevaron a investigar documental y bibliográficamente su biografía constatando es ésta investigación que muchas veces la realidad superaba a la ficción como dice el tópico. Expondré en primer lugar un testimonio oral, resumen de su vida, rayana en la leyenda, que me proporcionó en 1999 una informante de Albox (Ana María Hidalgo Reverte, ya fallecida) cuyos antepasados habían “servido” en la casa de Don Ezequiel. Tal información la trascribo textualmente:

En su juventud, junto con otros revolucionarios descolgaron el cuadro del rey, lo pisotearon y dieron la voz de “¡Viva la República1”, los demás amigos pudieron
Que esconderse la guardia lo perseguía y una noche rodearon su casa,, y cuando él se vio rodeado y no pudo salir, tuvo que esconderse en una artesa que tenían donde se amasaba el pan, la artesa estaba en la pared y el se metió detrás, y como entonces no había luz eléctrica sino candiles de aceite, le dijo a su sobrina Daniela”: Mira sobrina, si van a mirar en la artesa, tu tiras el candil al suelo como un descuido". Pero pasaron de largo porque ella dijo que solo era una artesa de amasar y eso lo salvó de que lo apresaran, así registraron toda la casa no lo encontraron, Pero como lo seguían buscando se puso a trabajar en un molino donde se puso a trabajar creo que era en los Gallardos, allí dijo que era curandero. Llegó a oídos de un señor que había un curandero en el molino, el señor tenía una hija enferma que no sabían la enfermedad que tenia, la tuvo en muchos médicos y en ninguno le daban vida, la muchacha era hija única de doce o catorce años y cada día iba a peor Entonces el padre que estaba desesperado porque no podían curar a la hija fue a ver al curandero del que le hablaron y lo llamó para que la viera. Don Ezequiel fue y vio a la muchacha y le dijo que único que se podía hacer era operarla y el padre viendo que era la única solución dio su consentimiento para operarla. Entonces dijo el doctor que le prepararan una habitación y un médico para que le ayudara en la operación. La operó y le extrajo cerca del corazón una especie de araña que tuvo que sacarla con mucho cuidado con unas pinzas, porque tenía como raíces o nervios para que no se quedaran dentro y lo que sacó lo metió en un bote con alcohol. Todos los días iba a curarla y la muchacha cada día iba mejor hasta que se recuperó del todo. Cada vez "que veía al medico se tiraba a abrazarlo. Viendo a la hija recuperada y bien el padre llamó a Don Ezequiel y le dijo: ¿ Qué le debo por la cura de mi hija? y le contestó: la cura de su hija no se paga con dinero , y entonces quiso hablar con él en privado , así fue como le contó toda la historia:”mire, yo soy médico revolucionario y me persigue la Justicia porque pisoteé el cuadro del rey y proclamé la República, y por eso ando escondido. Aquel señor le dijo que pasara por su casa dentro de un mes. Qué poder tendría aquel señor que cuando fue Don Ezequiel a su casa le dijo: Usted ha salvado la vida de mi hija y yo le entrego su libertad, le dio unos papeles que ya podía ir por donde quisiera que no lo detendrían. Después se marchó Oran y conoció a una mujer llamada Leonor (que era negra...) y se vinieron a España después estando aquí la señora se puso enferma de la garganta , y trajo dos médicos de Madrid para que la vieran, y como vieron que tenía un genio tan fuerte no se atrevieron a operarla, y entonces les dijo: me van ustedes a obligar a hacer lo que no quiero, operarla yo. Pero él la operó y se quedó bien pero después la mujer se empeñó en irse una temporada con su madre a Orán. . Don Ezequiel le dijo: No te vayas Leonor de mi lado que como te vayas te morirás, pero al final se fue, al poco tiempo lo llamaron comunicándole que había muerto, entonces él se fue a Oran y el hizo al sepulturero que la desenterrara, y se puso delante de la tumba diciendo: “Pobrecita Leonor no te dije que no te fueras de mi lado que te morirías”. Era un hombre que tenía tanto genio que un día tenía dolor de muelas y con un bisturí se dio un corte en la encía que luego tuvo que mandar a la farmacia a por cocaína por el dolor o porque se “sangraba”.


"Una prima suya a la que él trataba de una enfermedad le dijo o le preguntó .Como estás prima: ya estoy muy bien, gracias a Dios: y el contestaba: será gracias a mi...no a Dios. Otra vez que te pongas mala, que te cure Dios…”.


Por estas y otras cosas en Albox se dice fue, castigado por la Iglesia a ser enterrado en el lugar del cementerio reservado a los ahorcados. Pero esto no fue






José Ribera y  Sans







así, sino que fue expreso deseo del mismo Don Ezequiel como así lo expresa en su testamento.









UNA VIDA POLÍTICA Y PERSONAL INSEPARABLES

Nació en Zurgena en 1852, era hijo de Don Mateo Sánchez López (1826-1903) , propietario y vecino de Albox y de Doña Concepción Martínez Lorca, natural de Zurgena. Fue bautizado el mismo 28 de Septiembre, con el nombre de Ezequiel José.

De su padre de oficio carpintero cuando don Ezequiel nació, se dice era furibundo exaltado liberal, republicano y agnóstico. Fue un hombre rico. Era don Mateo también un personaje controvertido. Fue alcalde de Albox, y sostuvo pleitos con los vecinos unas veces por deudas y otras por rencillas personales e insultos recibidos como la que sostuvo con el abogado al que denuncia por haber estado bebiendo vino a unas horas en las que en Albox, Don Mateo, que era el alcalde había prohibido estar en los bares.

D. Ezequiel, casó en primeras nupcias con Doña Encarnación Ruzafa Navarro, natural de Vélez Rubio (se la que quedó viudo) y en segundas nupcias con Madamme Eleonore Lecouve Rebora, natural de Sidi-Bel-Abbes, provincia de Oran. No tuvo hijos.
Estudió Medicina en Madrid.
Don Ezequiel Sánchez Martínez desde 1880 a 1883, ejerce como médico en Albox .
Se titulaba Médico de las Facultades de París, Madrid y Argel
La primera noticia documental que tenemos de nuestro personaje es que el nueve de marzo de 1880, comparece como hombre bueno en una demanda de conciliación que su padre recibe por arte de María Jiménez Jiménez, vecina de Cantoria.
En la Crónica Meridional de 23 de julio de 1881, don Ezequiel, manda publicar con fecha de 18 de julio de 1881, la trascripción de una carta, dirigida a don José Alascio sobre un “chanchullo” producido en el Ayuntamiento de Albox en fechas anteriores.



Al final de la cuesta a la derecha, está la casa con ocho balcones en la plaza de Albox, donde vivían Don Ezequiel y su padre (foto hecha hacia 1891) Tomado de CONSUEGRA-ALMERÍA. Memoria del Comisario Regio nombrado por Real Decreto de 18 de septiembre de 1891 referente a los Trabajos realizados por la Comisaría hasta ...1893 Madrid J. A. García 1894 Fol., 238 p., lám. con fotos. Trabajos efectuados por la Comisión a las órdenes del Ministerio de Gobernación, para dirigir la reedificación de poblaciones destruidas por inundaciones y atender los agricultores damnificados.







El veintiséis de agosto de 1881 se celebra en el juzgado municipal de Albox y a instancias de D. Ezequiel Sánchez Martínez un acto de conciliación en rebeldía contra el demandante D. Félix Alascio del Águila licenciado en jurisprudencia y vecino de Almería que no se presenta al juicio contra don Ezequiel, siendo condenado a pagar las costas del mismo. Don Ezequiel se hace acompañar en esta demanda de su hombre bueno: su padre Don Mateo Sánchez a la sazón alcalde constitucional de la villa de Albox.
El veintinueve de agosto de 1881 es don Ezequiel el demandado a su vez por Félix Alascio Fárrago, propietario y en representación de su hijo Don Félix Alascio del Águila. La demanda se le pone porque

“había sido injuriado y calumniado con publicidad, por medio de dos comunicado que vieron la luz pública en los números de “La Crónica Meridional”de Almería, correspondientes a los días veintiséis de junio y veintitrés de Julio del corriente año, suscritos por Don Ezequiel Sánchez Martínez; Y que a los efectos del artículo 423 de la Compilación general de las disposiciones (...)demanda (...)al referido Sr.Sánchez Martínez...El demandado contestó que del comunicado de veintiséis de junio no puede deducirse ofensa alguna que pueda zaherir al actor como así lo manifestó el que habla; Que respecto del segundo, procuró unas frases dignas y propias de toda persona culta y que si citó echos(sic) que el demandante califica de calumniosos vien(sic) le cuesta al Sr.D. José Alascio, que muy lejos de ser falso, son ciertos y veracísimos”

Tras estas palabras los “hombres buenos” de ambas partes convienen en que las palabras y ofensas las retiraran de forma “solemne y formal, manifestando su ninguna intención de haberse maltratado”quedando emplazadas ambas partes para publicar en la prensa el resultado de este acto de conciliación.

En junio de 1881, sigue Don Ezequiel en Albox, ejerciendo de médico. Tiene veintinueve años y vive al amparo de su padre que participa activamente en política, ya que don Mateo llegó a ser por aquel tiempo alcalde por el partido republicano a la vez que ejerce el más puro y descarado caciquismo, puesto que al ser prestamista (tenía prestados a la gente de Albox, unos 80.000 duros de aquel tiempo sabiéndose que cobraba intereses abusivos del 16%), controlaba los votos, fomentaba el clientelismo y el servilismo cruel, y dominaba a los funcionarios, al recaudador de contribuciones, a los secretarios del juzgado y del ayuntamiento, al juez...etc.
En lo político pertenecía Don Ezequiel al igual que su padre, a la facción republicana progresista, siendo en Almería uno de los más directos colaboradores de Ruiz Zorrilla en









MANUEL RUIZ ZORRILLA (1833-1895)









todas sus conspiraciones contra la restauración canovista. Una página del periódico La Crónica Meridional afecta también al republicanismo zorrillista más radical denota su pensamiento político:



“Al pauperismo, es decir a la Mano Negra, dadle pan y libros: luz, luz, como dijo Víctor Hugo. Sacadla de la dependencia de la abyección, emancipándolos de la infancia intelectual. A la Mano Blanca (...) engarzarla en férreas cadenas y poblad con ellas los presidios. ¡Cuánto ganaríamos!
En 18 de junio de 1.881 el padre de Don Ezequiel, don Mateo Sánchez (elegido meses antes, alcalde de Albox) recibe una denuncia también a través de La Crónica Meridional de este día por parte del representante del partido posibilista (es el partido fundado y dirigido por Castelar que preconizaba una evolución democrática de la monarquía constitucional) Tomás García Martínez (médico) acusándole de fraude electoral en las elecciones del 30 de abril de 1881. Su hijo Don Ezequiel Sánchez Martínez contesta airadamente y en el mismo periódico con fecha de 22 de junio de 1881 con una larga misiva donde trata de defender el honor de su padre (perteneciente al partido republicano), que había sido acusado de usurero y de cacique. Don Ezequiel argumenta que efectivamente, su padre da dinero a rédito pero también presta otro mucho dinero sin interés (tenía prestados en el pueblo 80.000 duros de los de entonces), y que por solo eso merecía ser el alcalde de Albox.
Al comunicado de Don Tomás García lo tacha con un estilo insultante a todas luces, de libelista y mal escrito añadiendo estar hecho por “seres que vomitando el cieno impuro de un alma corrompida, intentan mancillar la hora incólume del que sabrá pese a quien pese, mantener enhiesta la bandera de la justicia”.
Muestra de los improperios fuera de tono y con marcada malignidad que infiere a Tomás García puede ser la siguiente frase:
“Al leer el comunicado [...] solo cabe la conmiseración o el desprecio para el difamante. (...) si la corrosiva baba de la calumnia vertida cobardemente por un despreciable impostor no afectara la humilde pero honrosísima personalidad de mi señor padre, al que tanto amo...”.
Ataca también de lleno a la biografía y a la vida personal de don Tomás al que llama “pastelero de verano” y otros diversos insultos. Le acusa de haberse ocupado de matar a liberales en años anteriores en Málaga cuando era soldado raso. Y, además, en otro momento echa en cara a Tomás Martínez el hecho de haber realizado don Mateo un préstamo a su suegro M. de Frías a quien Don Mateo Sánchez, había prestado antes de 1881, 55.000 reales. No contento con las diatribas sobre su persona, pone en duda la actuación profesional como médico de Tomás García al que reprocha haber pedido 10 duros por una consulta al vecino Domingo Teruel García “cruzándose de brazos ante una pústula maligna” de tercer grado que tuvo finalmente que operar Don Ezequiel de forma gratuita. El comunicado de don Ezequiel a La Crónica Meridional es un documento importante, una muestra muy significativa y una sólida base para estudios posteriores sobre la historia de Albox decimonónico.
Durante su vida política se sabe pues, que Ezequiel Sánchez estuvo vinculado directamente en los planes revolucionarios de Ruiz Zorrilla de quien fue secretario. Durante los primeros años de la década de los 80 impulsó en la comarca del Almanzora las ideas progresistas. Hubo comités progresistas en Albox, Oria y Tíjola. El comité de Albox se constituye con unas dieciséis personas en marzo de 1881 siendo su presidente Don Ezequiel Sánchez. El comité lo constituían elementos de la burguesía: cuatro propietarios, dos comerciantes, un banquero, seis industriales el practicante y el veterinario.
De su vinculación amistosa con Ruiz Zorrilla existe un interesante testimonio en La Crónica Meridional en cuya redacción se recibe un carta de Ruiz Zorrilla desde París fechada el 4 de noviembre de 1882 que dice así:
“Durante la enfermedad de nuestro querido correligionario e íntimo amigo D. Ezequiel Sánchez, ha recibido centenares de cartas de inmenso número de amigos personales y políticos contándose entre estas últimas las personas más ilustres del partido republicano.
He aquí la carta que con motivo de la fatal desgracia le dirigió en el instante que de ella tuvo conocimiento, nuestro jefe, el honrado D.Manuel Ruiz Zorrilla.:

“Don Mateo Sánchez
París 4 de noviembre de 1882.
“Mi querido amigo: Por los periódicos me entero en este momento de la terrible desgracia que le aflige, y siendo muy sincera la amistad que a su hijo D .Ezequiel profeso, ruegole encarecidamente haga me den frecuentes noticias de su estado hasta que se halle completamente restablecido

Cuente V.con el afecto de S.S.S. Q.B.S.M.

Manuel Ruiz Zorrilla.

70Avenue Cléber.
No nos extraña, dado el carácter integérrimo y la acrisolada honradez de nuestro amigo D.Ezequiel Sánchez, que se halla hecho acreedor a la simpatía vivísima del hombre más insigne y eminente de la democracia española”(La Crónica Meridional de 17 de noviembre de 1882).
En 1882 fue diputado provincial y en febrero de 1883 representó a la Crónica Meridional en la Asamblea celebrada por el Partido Republicano Progresista en Madrid.
Las noticias más interesantes sobre su actividad política en relación con los levantamientos contra la monarquía nos las proporciona el profesor Fernando Martínez en su magnífica obra: Los republicanos en la política almeriense del siglo XIX. Servicio de publicaciones de la Universidad de Málaga, 2006.
Según parece Don Ezequiel en agosto de 1883 era correo desde París de Ruiz Zorrilla (político radical, masón y antidinástico) y era además su secretario. Ezequiel Sánchez es el que llevó la orden de levantamiento a favor de la República de algunas guarniciones como Badajoz, en 1883(que fracasó). “La persona que entregue la presente orden, carta del jefe y contraseñas de asociados es de confianza”(era don Ezequiel) decía la circular que recibieron los conspiradores extremeños. Continúa Fernando Martínez diciendo que a pesar de que solo era emisario se quedó en la capital extremeña formando parte de la Junta Revolucionaria junto a los militares Asensio Vega, Muñoz Eplede y el dirigente republicano Rubén Landa. Fracasada la sublevación pasan a Francia y de allí a París siendo internado en Rennes. De allí pasa a Ginebra junto a Ruiz Zorrilla del que era secretario y luego a Orán desde donde continuó las actividades de conspiración. La casa de París de Ruiz Zorrilla se convirtió en obligada peregrinación de republicanos y progresistas españoles y dejó la dirección del partido en manos del Doctor Esquerdo , en quien Ruiz Zorrilla confiaba plenamente, tanto como político como médico. Dr.Esquerdo
El profesor Fernando Martínez sigue informando que en abril de 1884 regresa don Ezequiel clandestinamente a España tras la nueva intentona republicana que costó la vida al coronel Mangado en los pirineos navarros...Don Ezequiel tuvo que regresar otra vez a Orán. Condenado a muerte en rebeldía por la intentona de Badajoz, es indultado por el Gobierno de Sagasta y volvió a España en enero de 1886 tras veintinueve meses de exilio forzoso. Al llegar a Cartagena coincide con el levantamiento de unos militares republicanos y es inculpado en la rebelión aunque solo venia con su mujer y su criada. Otra vez es condenado a muerte y vuelve otra vez a Orán donde permanece ésta vez nueve años hasta julio de 1895.Cuando regresa trae consigo el archivo de Ruiz Zorrilla que deposita en la finca que el doctor Esquerdo tenía en Villajoyosa (de donde era natural). En 1896 se instala en Almería (Albox?) y ejerce de médico y corresponsal del periódico El Progreso, militando en las filas del partido del sector revolucionario progresista del Dr. Esquerdo. Desde estas posiciones fue uno de los que propuso la unión de federales y progresistas revolucionarios andaluces en 1897 siendo nombrado presidente de su Comisión Ejecutiva
Exactamente regresa a Albox otra vez hacia 1896 mes en que aparecen en el Registro Civil de Albox, partidas de defunción firmadas por él.(Julio).Y El dieciocho de noviembre de 1896 vuelve a las andadas judiciales y denuncia a Antonio Rodríguez Martínez por reclamación de cantidad (1500 Ptas.), que el denunciado confiesa no poder pagar por no disponer del dinero en metálico.


DEMANDA DE DIVORCIO
Su matrimonio con la argelina, no le hubo de ir muy bien ya que en enero de 1897 presenta en el juzgado de Albox una demanda de divorcio contra su esposa.
Al Juzgado:
Don Ezequiel Sánchez Martínez, casado, propietario, Doctor en Medicina y Cirugía de las facultades de París, Madrid y Argel, mayor de edad, domiciliado en la Argelia residente en esta villa de Albox, provisto de su papeleta de matrícula, que acompaña, expedida en forma por el coronel General en Argel, con fecha 27 de Junio de 1896, en la cual consta que se encuentra inscrito como español en el registro de nacionalidades de aquel consulado y cuyo documento ruega le sea devuelto tan pronto como haya surtido sus efectos. Al juzgado,, como mejor proceda y más haya lugar en derecho, dice: que su esposa doña Leonor Lecouve Rébora que desde el mes de Julio del año anterior, viene viviendo en su compañía en esta localidad, y que hoy se encuentra en situación delicadísima, por consecuencia de grave enfermedad, que viene padeciendo desde hace unos dos años, ha tomado la inconcebible resolución de marcharse a Oran en compañía de su madre en contra de “su voluntad”(sic) sin que hayan sido suficientes a conseguir de que desista de tal propósito las múltiples observaciones y reconvenciones hechas por el exponente y personas sensatas y amigos de ambos para evitar tan descabellado viaje. Público es todo ello para justificarlo en su día ante el tribunal competente, que él cumpliendo con los sagrados deberes de un buen esposo, ha sacrificado su tranquilidad y sus intereses en busca de la curación radical de su referida esposa: ¡Porqué no ha de decirlo!, he pasado noches sin cuenta sin descanso la he colmado de caricias, he sacrificado cuanto (.....), y llegando por último (y perdónesele la inmodestia) hasta el heroísmo en momentos difíciles a su mencionada esposa.

Nadie desconocerá y mucho menos los tribunales, en su día, que, habiendo obrado con tanta nobleza y corrección, no se explica la conducta de su esposa, solo cabe pensar que no hay en ella, ni cariño, ni noción de lo que es gratitud, ni a lo que ésta obliga. Mas a pesar de haber adquirido éste triste convencimiento, que tanto apena y embarga el ánimo, aun del ser más descreído y despreocupado, él, obrando con arreglo a los dictados de su conciencia y a los deberes de todo hombre generoso y honrado, ha insistido un día y otro día en su oposición al viaje proyectado por su nombrada esposa; y en vista de su insistencia, y convencido de esta falta de cariño como de respeto, y del absoluto desconocimiento de sus deberes de esposa, que hace imposible la vida en común, se ha decidido a entablar la demanda de divorcio interponiendo la presente de conciliación, como acto previo y necesario para llevarlo a efecto, a la que he dado tanta extensión, ha pesar de la molestia y proporcionada al juzgado, no solo para que se vea que tiene motivos más que suficientes, para haber tomado tan grave acuerdo, si que también para que se a notorio el hecho de que su ora esposa se retira de su lado a pesar del grave estado de salud y se su persistente oposición, quedando de este modo a salvo su responsabilidad, por tanto su buen nombre. Por tanto,
Al Juzgado suplica, que, teniendo por presentada esta demanda con su copia y el documento de que ha hecho mérito, se sirva señalar día y hora para celebrar el acto conciliatorio que intenta, y que este tenga lugar en la casa en que habita por la imposibilidad (....)
para doña Eleonore Lecouve; pues así procede en justicia que pide a su Señoría,
Albox, 27 de Enero de 1897.Don Ezequiel Sánchez.

Providencia: Por presentada con su duplicado y documento de que se hace mérito que se devolverá al interesado, para la celebración del acto conciliatorio que ha de tener lugar entre don Ezequiel Sánchez Martínez y su esposa doña Leonor Lecouve Rébora, en la misma casa en que habitan, se constituirá este juzgado a la hora d las tres de la tarde del día 28 del actual, notificándose previamente en forma este proveído a los interesados. Así lo acuerda y firma el señor Don Manuel Mirón Jiménez, Juez Municipal en ejercicio, en Albox, a 27 de enero de 1897 del que yo, el secretario certifico”

Notificación: En el mismo día, yo el secretario pasé al domicilio de Don Ezequiel Sánchez Martínez, y en mi presencia, le notifiqué leí y le di entrega, haciéndole entrega a la vez del documento acompañado a su demanda. Y de ser así firma su recibo, de que certifico.

Otra: Sin pérdida de momento pasé a la habitación en que se encuentra doña Eleonor Lecoube Débora y la notifiqué, leí y di copia de la anterior providencia con entrega de la copia de demanda, con diligencia de señalamiento y de ser así firma de que certifico”.

El 28 de Enero de 1898 se celebra el juicio(acto conciliatorio) como acto de urgencia, presentándose el Juez Municipal (el farmacéutico Manuel Mirón) y el secretario en el domicilio de don Ezequiel efectuándose el acto conciliatorio en la habitación donde se encontraba enferma doña Eleonor. El demandante es don Ezequiel de cuarenta y tres años de edad y doctor en Medicina y Cirugía por las facultades de París, Madrid y Argel, y la demandada en doña Leonor Lecouve, natural de Sidi Bel-Abbes provincia de Orán, de veintidós años de edad, se encuentra en cama como consecuencia de una grave enfermedad que viene padeciendo hace unos dos años, y ha tomado la inconcebible resolución de marcharse a Orán en compañía de su madre. Que ha sido intentado convencerla de que desista de tan descabellado viaje.”
Que es público y todo ello podrá justificarlo en su día ante el tribunal competente, que, él, cumpliendo con los sagrados deberes de buen esposo, ha sacrificado su tranquilidad y sus intereses en busca de la curación radical de su referida esposa: ¡Por qué no ha de decirlo! Ha pasado noches sin cuento sin descanso, la ha colmado de caricias, ha sacrificado cuantiosas sumas para atenciones suyas y ha hecho venir de Madrid al doctor Rivera y a su ayudante el Sr. Carmenal (sic), llegando por último(perdónesele la inmodestia)hasta el heroísmo haciendo la traqueotomía en momentos difíciles a su mencionada esposa.”Doña Eleonor se marchó a Orán y allí murió.
En 1897 encabeza un partido pequeño llamado Partido Revolucionario Republicano de corte extremista (Fernando Martínez)



En 1899 y 1900 firma certificados de defunción por lo que se sabe ejercía en Albox.














Partida de defunción firmada por Don Ezequiel Sánchez Martínez en Albox (1899)


MUERTE
Murió en Albox el 23 de Febrero de 1903 (de “reblandecimiento cerebral”) y se le dio “sepultura en el cementerio civil, que existe a espaldas del cementerio católico de San José de éste término” según su última voluntad otorgada en testamento ológrafo.
La Crónica Meridional en 28 de febrero, se hace eco de su muerte y publica la siguiente nota necrológica que es un excelente y muy preciso resumen del periplo vital y político de nuestro hombre:
“En Albox, su pueblo natal, falleció hace varios días nuestro amigo que fue en vida, el ilustrado médico Ezequiel Sánchez, que residió en ésta capital algún tiempo ejerciendo su carrera con gran aprovechamiento.
El Sr. .Sánchez figuró en política como republicano revolucionario habiendo tomado parte en varios levantamientos, entre ellos el célebre de Badajoz por lo que tuvo que emigrar a Francia diferentes veces en unión del Sr. Ruiz Zorrilla.
“El partido republicano español ha perdido uno de sus más leales defensores.
Descanse en paz el Sr. Sánchez y su apreciable familia enviamos nuestro más sentido pésame por la pérdida que ha experimentado”


TRES DOCUMENTOS

Otros tres importantes documentos originales ilustran la vida e ideología de don Ezequiel. Se trata de su testamento ológrafo, su partida de defunción y su epitafio. Por su interés los expongo como ejemplo del pensamiento y algunos aspectos antropológicos y costumbristas de esta época.

Selecciono algunos párrafos de dichos documentos.



TESTAMENTO OLÓGRAFO
"En Albox a veintiséis de agosto de mil novecientos dos; yo, Ezequiel Sánchez Martínez, de cuarenta y nueve años, viudo, doctor y propietario, concentrado el espíritu sobre mismo (sic) y convencido que los momentos últimos de mi vida se acercan, declaro con toda la libertad espontánea de mi voluntad que muero siendo librepensador y republicano profesando las mismas ideas político-religiosas que el gran Víctor Hugo . Ruego a mis parientes que no se peleen por intereses y respeten mi voluntad. Declaro que en vida tenía hecho regalo de la casa que habito en Albox (......) a mi sobrina amadísima Daniela Liria Sánchez, así como los libros e instrumentos de mi carrera a mis sobrinos Ezequiel Liria Sánchez y Ventura Liria Sánchez si siguen la carrera de Medicina; si no la siguieran que dichos libros e instrumentos sean entregados en propiedad al Hospital de Albox."


PARTIDA DE DEFUNCIÓN

"23 de Febrero de 1903. Don José Antonio Pérez Sánchez hermano político del anterior, casado, propietario domiciliado en la Plaza de la Constitución. Dice que Don Ezequiel era natural de Zurgena, de 50 años médico-cirujano. Domiciliado en Plaza de Constitución, y fallecía a las 18 horas del día 23 de Febrero de 1903. Murió a consecuencia de "reblandecimiento cerebral". Era viudo de Doña Encarnación Ruzafa Navarro, natural de Vélez Rubio y en segundas nupcias con Madamme Eleonore Lecouve Rébora, n. de Sidi-Bel-Bel Abbes, provincia de Orán, no tuvo hijos. Hijo de Don Mateo Sánchez López (76 años) propietario y viudo y de Doña Concepción Martínez Lorca. Nat. De Zurgena. Otorgó testamento ológrafo el 3 de Octubre de 1902 y que " a su cadáver se habrá de dar sepultura en el cementerio civil, que existe a espaldas del cementerio católico de San José de éste término"


EPITAFIO


"La bondad de sus corazones
y la fe en ellos encarnada por
los ideales democráticos, les
hizo del libre pensamiento ser
estimados de cuantos les conocieron.
Sus memorias serán siempre bendecidas"















Rincón del cementerio civil de Albox, (“a espaldas del cementerio católico de San José de éste término”) donde se encuentra la tumba de don Ezequiel Sánchez Martínez y de su padre. Don Mateo Sánchez z(Antes de ser restaurada las tumba, por los años 90)







































Lapida con la grabación en mármol gris de Macael, del célebre epitafio

(Antes y después de ser restaurada la tumba)





BIBLIOGRAFÍA

ARCHIVO DEL REGISTRO CIVIL DE ALBOX

Defunciones, años 1884, 1885, 1886, 1917, 1918,1919.



JUZGADO DE PAZ DE ALBOX: Expedientes judiciales.



ARCHIVO UNIVERSITARIO DE MADRID: Expedientes académicos.

CONSUEGRA-ALMERÍA. Memoria del Comisario Regio nombrado por Real Decreto de 18 de septiembre de 1891 referente a los Trabajos realizados por la Comisaría hasta ...1893 Madrid J. A. García 1894 Fol., 238 p., lám. con fotos. Trabajos efectuados por la Comisión a las órdenes del Ministerio de Gobernación, para dirigir la reedificación de poblaciones destruidas por inundaciones y atender los agricultores damnificados.


CRONICA MERIDIONAL, La: Periódico de Almería fundado en 1860.


FERNÁNDEZ ORTEGA, Antonio (1985): El santuario de la Virgen del Saliente. Historia y vida.



GARCIA RAMOS, J. A.(1994). "Un librepensador memorable: Don Ezequiel Sánchez Martínez (1853-1903), médico de Albox". En Programa de Fiestas de Albox, noviembre de 1994.


GARCIA RAMOS; José Antonio (2001): “La epidemia de cólera morbo asiático en Vélez Rubio y el dia que toreó “Fabrilo”(24 y 25 de octubre de 1885). Revista Velezana. pp.41-50.


GARCIA RAMOS; José Antonio:(2001): “Notas para una historia de la sanidad albojense. Una epidemia de cólera y dos de gripe”La Voz de Almería. Octubre de 2001.


GARCÍA RAMOS, José Antonio:”Datos históricos sobre los médicos que ejercieron en Albox en el ultiman tercio del siglo XIX”En Programa de fiestas de Albox, 2003.8 páginas.

GARCÍA VALVERDE, Martín Almería durante el sexenio revolucionario (1868 74) (tesis doctoral)

GARCÍA VALVERDE, Martín:(1988).Almería entre dos siglos. Crisis de 98 y regeneración. Almería

MARTINEZ LÓPEZ, Fernando (1984). "El Germinal Almeriense (La Agrupación Republicano_ Socialista Germinal,1899-1902). Boletin del I.E.A..Almeria.

MARTINEZ LOPEZ Fernando: El republicanismo almeriense durante la Restauración (1875 1902). (tesis doctoral).

(el trabajo analiza la evolución y desarrollo de los diversos partidos republicanos en el ámbito almeriense durante la restauración así como la dinámica política y social de la provincia en el periodo. universidad: Granada Facultad: Filosofía y Letras)

MARTINEZ LOPEZ Fernando (2003-a):“Del Sufragio universal a la solidaridad. Salmerón en la política republicana almeriense (1869-1908).”.En Nicolás Salmerón y Alonso (1837-1908). Semblanzas : Edit .Excma Diputación de Almería. IEA

MARTINEZ LOPEZ Fernando (2003-b): La barbería de la Almedina .Los orígenes del socialismo almeriense,1880-1903.IEA. Almería.

MARTINEZ LOPEZ Fernando Los republicanos en la política almeriense del siglo XIX. Servicio de publicaciones de la Universidad de Málaga, 2006.

PINTO MOLINA, M:(1990). La Masonería en Almería a finales del siglo XIX Universidad de Granada. Instituto de Estudios Almerienses.

ROLANDI SÁNCHEZ-SOLÍS, Manuel: Sublevaciones republicanas en Cartagena (1885-1886): las intentonas del Arsenal Naval y del castillo de San Julián. Editorial Aglaya. Cartagena, 2001

VERDAGAY Y FLORES, Francisco: (1979). Prensa almeriense (1900-1931). Almería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario